Actualidad

NUEVOS DATOS

La historia del parte médico de Bustamante se complica: fue atendido en un hotel

David Bustamante
David Bustamante en imagen de archivo /Gtres
0 Comentar

La polémica que envuelve al parte médico de David Bustamante se ‘enreda’ conforme llegan más datos. Ahora, Sacyl -el portal de salud de la Junta de Castilla y León-ha emitido un comunicado oficial informando de que un facultativo adscrito al servicio de urgencias del Hospital Clínico Universitario de Valladolid atendió el pasado sábado en un hotel “con carácter privado” al cantante. En dicho escrito se reconoce, además, que se utilizó indebidamente un impreso con membrete del citado centro hospitalario. Este impreso fue el que facilitó el cántabro para cancelar el concierto que debía recitar el pasado sábado 2 de septiembre en la localidad vallisoletana de Laguna del Duero.

En el citado comunicado de Sacyl se detalla lo que sigue: “La Gerencia del Hospital Clínico Universitario de Valladolid ha tenido conocimiento, por medio de un escrito presentado por el propio interesado, de que un facultativo del Centro, adscrito al Servicio de Urgencias, atendió a David Bustamante Hoyos el pasado sábado día 2 de septiembre. Dicha asistencia tuvo lugar fuera del horario laboral de este profesional. El médico ha manifestado que la atención al cantante tuvo lugar en su hotel, con carácter privado, ratificándose en el diagnóstico clínico expresado sobre el paciente. Asimismo ha reconocido el error por el uso indebido de un impreso membretado del Hospital para esta asistencia sanitaria privada. Por parte de la Gerencia del Hospital se considera explicadas estas circunstancias, a la vez que se ha solicitado el inicio de una información reservada para aclarar esta actuación y sus posibles consecuencias”.

El origen de la polémica

Todo comenzó cuando el pasado sábado Miguel Fernández, el promotor del concierto de David Bustamante, recibía una llamada en la que se le informaba de la cancelación del mismo, sin margen de maniobra. Según ha confesado él mismo a LOOK este martes, la actuación se ha anulado definitivamente -el artista no actuará en otra fecha ni siquiera cuando se recupere- y el único importe que recibirá para compensar económicamente lo acontecido será el caché del artista, “que se pagó el 100%”.

“La agencia de contratación de David, Jet Management, solo se hará cargo de reembolsarme su caché. Hay que ser cautos, ver qué pasa y valorar. De momento, todo está en manos de mi abogado”, asegura. Para la promotora la cancelación del concierto de David Bustamante supone una gran pérdida económica que no compensa la devolución del caché del cantante. Además, Europea D.A.P. había sufragado los gastos de sonido, iluminación, seguridad, publicidad y cátering y va a intentar luchar legalmente para tratar de recuperar dichos gastos si se demuestra que el parte no es real. Al otro lado del teléfono, Miguel parece sereno a pesar de todo. “Era la primera vez que trabajabais con Bustamante, ¿será también la última?”, se interesa este medio. “No lo sé”, responde.

David Bustamante
Bustamante durante un concierto en Málaga /Gtres

Fernández debe esperar a que la Consejería de Sanidad termine la investigación que ha abierto para dilucidar si el parte médico del cántabro es falso o no. Hasta que se anuncien las conclusiones obtenidas de manera oficial todo son especulaciones. Desde la agencia del cantante, Jet Management, encargada de gestionar con la promotora la actuación, prefieren no hacer declaraciones al respecto. “Nosotros no tenemos por qué hablar con periodistas”, zanjan.

Tal y como apuntan en la Consejería de Salud, el origen de la investigación estriba en el documento presentado por David Bustamante para justificar la cancelación de su concierto. En él se describe que el artista ha sido ingresado el 2 de septiembre de 2017 por una “faringoamigdalitis aguda acompañada con fiebre y afectación de las cuerdas vocales que provoca afonía”. Sin embargo, aunque el parte va incluso firmado por un facultativo –firma que aparece tachada antes de su envío a los medios de comunicación por la Ley de Protección de Datos– el membrete resultaba extraño, ya que no es el que aparece habitualmente en los partes médicos. “Ese documento no es el oficial. Actualmente los partes no tienen ese formato y ya no se expiden así desde hace mucho tiempo”, explican desde ‘El Norte de Castilla’, el periódico que destapa las posibles irregularidades en la cancelación del concierto de David Bustamante. Un hecho, el del membrete, que se ha reconocido en el comunicado de Sacyl.

Últimas noticias