Actualidad

MÁS SINCERO QUE NUNCA

La confesión más difícil de Julio Iglesias sobre su hijo Enrique

Julio Iglesias
Julio Iglesias en una imagen de archivo /Gtres
0 Comentar

Julio Iglesias ha abierto su corazón en una televisión gallega y ha confesado que la relación con su hijo Enrique podría ser mucho más fluida de lo que es. Se emociona cuando lo ve brillar y le entristece la brecha insalvable que existe entre ellos. “Hablar de mi hijo Enrique es muy complicado. La emoción que siento cuando lo veo brillar no tiene comparación con nada. Es tu hijo, tu sangre. No tengo una relación fácil con él“, ha asegurado el intérprete.

¿A qué se debe esa diferencia? “Enrique es muy personal, no admite sugerencias y siempre que hablamos lo hacemos de otras cosas. Que si se ha comprado un avión, que si cuánto le ha costado. Cosas superficiales que no valen para nada”, ha apostillado Julio, más sincero que nunca.

La confesión más difícil de Julio Iglesias sobre su hijo Enrique
Enrique Iglesias durante uno de sus conciertos /Gtres

No se llevan mal, pero no todo lo paternofilial que debiera, según el cantante: “Mi hijo me hace llorar muchas veces porque me toca fibras muy importantes. Enrique es un rebelde con causa porque no he sido un padre apegado a mis hijos y no tuve tiempo para estar con ellos. Para mí un padre es el que lo lleva al colegio y le pide las lecciones“.

¿Cómo se portó su padre, Julio Iglesias Puga, con el cantante? “Mi padre fue mi compañero y yo el suyo. Lo es todavía. Era mi inspiración, me hacía dar un paso más cada día. Esa relación no tiene nada que ver con la que yo tengo con Enrique, sobre todo desde que empezó a cantar“, ha asegurado Julio.

Iglesias Puga
El desaparecido Iglesias Puga junto a su mujer /Gtres

Eso sí, Julio lo deja claro, siente admiración por su hijo: “Es un campeón, cómo no voy a sentir admiración. Admiración se siente desde que nace un hijo, pero luego las relaciones van cambiando. He sido un padre controlador, pero cuando tienen 18 años su independencia crece y más en el caso de Enrique“. ¿Se arrepiente del tiempo perdido con él? “‘¡La vida compensa tanto! Yo adoro a Enrique, pero tengo ocho hijos y nietos y tengo a la gente. Lo que más me ha compensado en la vida es la gente, el cariño”.

¿Qué es lo más importante para él? “El tiempo, porque es la magia de la vida. Eso es lo más importante, porque nos queda poco”, ha asegurado Julio, que estos meses la salud le ha dado más de un quebradero de cabeza.

Últimas noticias