Actualidad

¿DOCUMENTOS DECISIVOS?

Los documentos que podrían probar la ‘inocencia’ de Lucía Pariente

Lucía Pariente
Lucía Pariente durante la gala de 'Supervivientes' /Gtres
Comentar

Lucía Pariente podría haber obrado correctamente, al menos sin desviarse de la legalidad. Alba Carrillo firmó su consentimiento antes de partir hacia su aventura hondureña para poder reencontrarse con su hijo Lucas en Madrid tras la final del concurso ‘Supervivientes’. La modelo rubricó este documento bajo el beneplácito de la productora del programa, ‘Bulldog’. Así lo ha mostrado y asegurado la abogada Teresa Bueyes en ‘El programa del verano’: “La productora ‘Bulldog’ ha contado desde el inicio del programa con la autorización de Alba Carrillo para reencontrarse con su hijo en Madrid, entrega que se ha hecho conforme siguiendo mi requerimiento”.

 

Según la letrada, este procedimiento no es otro que delimitar cómo se debía producir ese reencuentro: a puerta cerrada, sin audio y sin grabación. Con estas premisas, y teniendo en cuenta que en el momento en que la maniquí pisó territorio español volvía a contar con la custodia de su hijo, nada se hizo mal para Bueyes.

Alba Carrillo
Alba Carrillo durante la final del concurso /Gtres

Entonces, ¿por qué Lucía Pariente no cumplió con la voluntad de Fonsi Nieto? “Porque no tenía por qué hacerlo, Fonsi no tiene que autorizar nada en el momento en que Alba está en España. Es una cuestión entre madre e hijo“, ha asegurado Teresa Bueyes en Telecinco. Para ella, lo único válido fue ese documento que se dejó firmado la modelo: “Esa denuncia que interpuso la hermana de Fonsi carece de legitimidad y no va a ningún sitio. Fonsi solo tendría obligación legal de intervenir si su hijo hubiese sido grabado“.

Una cosa es la patria potestad y otra es la guarda y custodia. “Si el hijo hubiera aparecido en un programa de televisión hubiera sido necesario el requerimiento del padre, pero desde el mismo momento en que la madre dice dónde se quiere encontrar con su hijo a puerta cerrada es una cuestión que no debe autorizar Fonsi Nieto. Por eso la productora no pide autorización al padre”, ha apostillado Bueyes.

Es verdad que existió un pacto entre los padres del pequeño para que se le mantuviera al margen de la televisión y se ha respetado. El menor ni salió en pantalla ni se le escuchó. Una habitación privada no es un plató ni un programa de televisión”, ha defendido la jurista. ¿Qué tendrá que decir el expiloto?

Últimas noticias