Exclusivas

Problemas judiciales

Los otros escándalos legales de Diego Osorio

Diego Osorio
Diego Osorio, durante los premios 'Marie Claire Fashion Prix' (Gtres)
0 Comentar

Desde que decidió instalarse en la Gran Manzana para iniciar una carrera como actor, las apariciones públicas en España de Diego Osorio (ex de Ana Boyer y Eugenia Silva entre muchas otras famosas) se cuentan con los dedos de una mano. Casi siempre se deja caer por la Mercedes Benz Fashion Week Madrid, donde aprovecha para codearse con la flor y nata patria que hace de la semana de la moda madrileña el punto de encuentro más vip. Sin embargo, este febrero declinó asistir y prefirió continuar con su particular ‘vie en rose’ neoyorquina, quizá para esquivar los problemas judiciales que le acechan desde hace un tiempo.

Diego Osorio
Diego Osorio, en una imagen de archivo (Gtres)

Al litigio que mantiene con José Antonio Primo de Rivera desde que Diego le disparara accidentalmente en una cacería, se suma más de un pleito con su comunidad de propietarios a la que debe varios miles de euros por el impago de cuotas. El joven empresario, que ahora sale con la hija de Bono (U2), es dueño de un piso de unos 120 metros cuadrados en la calle Lagasca, cuyos gastos lleva tiempo sin sufragar. Según figura en una sentencia de 2014, Osorio debía 4.322 euros a los que hay que sumar los intereses y las costas judiciales y según otro edicto de 2015, por otro procedimiento diferente, el aspirante a actor adeuda 2.486 euros en concepto de las cuotas impagadas entre diciembre de 2012 y enero de 2014.

Diego Osorio y Eugenia Silva
Diego Osorio y Eugenia Silva, en una imagen de archivo (Gtres)

LOOK se ha puesto en contacto con la comunidad de propietarios para tratar de averiguar en qué punto se encuentran ambos procedimientos, pero se muestran cautos. Confirman que están pendientes de las ejecuciones por impago de las sentencias y que siguen sin cobrar. El problema al que se enfrentan es que Diego Osorio no recibe ninguno de los burofax enviados a su domicilio familiar sito en la calle Serrano y que, por tanto, no hay manera de contactar con él. “Situación procesal de rebeldía”, se denomina en la sentencia al paradero desconocido de Osorio.

Por su parte, el abogado que defiende a la comunidad de propietarios asegura que el demandando acumula varios procedimientos abiertos por el impago de cuotas y que ya ha habido sentencias condenatorias, pero se reserva ofrecer más datos al respecto amparándose en el secreto profesional.

Hey LA 👋

A post shared by Diego Osorio (@diegoosorio1) on

Entre tanto, los vecinos continúan litigando para cobrar las deudas. Según ha podido saber LOOK, Diego Osorio alquila de manera regular su inmueble por un precio que ronda los 3.500 euros mensuales, de ahí que una de las estrategias que hayan utilizado para recaudar lo que se les debe sea pedir al juzgado que retenga el dinero que los inquilinos pagan al joven. Unos inquilinos que tan pronto como conocen los problemas legales de su arrendador, deciden abandonar el precioso inmueble.

Sin manera posible de comunicarle los edictos judiciales, la batalla que libran los propietarios del edificio se antoja larga. Igual que la de José Antonio Primo de Rivera, otrora íntimo amigo de Osorio. En su caso, según informa la revista ‘Diez Minutos’, se ha pedido la subasta electrónica del piso sino prosperan los numerosos embargos que los abogados han solicitado contra él.

Temas

Últimas noticias