Corazón

el cinco veces campeón mundial ha sido el invitado este miércoles

Jorge Lorenzo en ‘Mi casa es la tuya’: sus métodos de conquista, la ‘traición’ a su padre y su prematuro abandono escolar

Jorge Lorenzo
Ver Galería
Jorge Lorenzo durante su entrevista en 'Mi casa es la tuya' /Telecinco
0 Comentar

Millones de personas son conocedoras de las hazañas que Jorge Lorenzo ha logrado ejecutar sobre un asfalto. Sin embargo, muy pocos han conseguido vislumbrar cómo es ese chaval que se esconde bajo el casco de este campeón de motociclismo que ha corrido tan deprisa en la vida como en la pista. Hijo de dos mensajeros que se enamoraron sobre sus scooters, este piloto mallorquín al que le quedan pocos sueños por cumplir ha visitado este miércoles ‘Mi casa es la tuya’ para revelar todos los ingredientes que han compuesto su vida. Las situaciones más impactantes de su carrera deportiva, la separación de sus padres así como sus avatares sentimentales son tan solo tres de los factores que permitirán esbozar y entender a este polémico joven que tantas veces ha copado titulares.

[Un primer amor inolvidable, dos traiciones y una novia ‘famosa’: el currículum sentimental de Jorge Lorenzo]

No llegó a acabar la ESO

La vocación de Lorenzo estuvo presente desde que era un bebé, quién sabe si influenciado por la afición que sus padres siempre habían sentido por el mundo de las dos ruedas. “Veníamos de familia pobre y mi padre me hizo mi primera moto que aún conservo…Le puso un motor a una bicicleta, fabricó las piezas que él no tenía y me monté cuando tenía tres años. Ya no me bajé”.

Aunque la disciplina férrea del dos veces campeón del mundo en la categoría de 250 cc, comenzó cuando cumplió los 14. “A los 14 años empecé a entrenar en serio. Dejé el colegio en tercero de la ESO porque mi padre y mi manager decidieron que solo me centrara en las motos. Había que hacerlo o se me acababa la carrera deportiva”, ha desvelado el deportista.

Con tan solo 10 años escogió su destino

A una edad muy temprana Jorge se enfrentó a una encrucijada que sin duda alguna cambió su devenir. Ante la separación de sus progenitores, el piloto decidió con tan solo 10 años con cuál de los dos deseaba vivir. “Sabía que si me quedaba con mi madre mi carrera deportiva se iba a acabar y me fui con mi padre”, ha confesado Lorenzo. El joven supo valorar entonces que su padre le había enseñado a hacer de su pasión, su profesión: “Todo el dinero que teníamos en mi familia ellos lo invertían en la moto. Esto nos dejaba sin cenas y sin vacaciones y a mi madre no le gustaba”.

Jorge Lorenzo
Pese a mostrarse muy tímido al comienzo de su charla con Bertín, el piloto consiguió relajarse /Telecinco

Sin embargo, no fue la única vez en la que Jorge tuvo que elegir entre dos personas. Caprichos del destino, tuvo que escoger entre su padre y el que era por entonces su mánager: “Tuve que elegir porque ambos tenían maneras diferentes de ver mi carrera. Si me iba con mi padre perdía un gran equipo y decidí irme con mi exmánager”, ha revelado el piloto.

Sus dos grandes amores

Pese a tener fama de mujeriego, la forma de ser de Lorenzo le obliga a ir despacio con las chicas que acaba de conocer. “Me cuesta entrar en frío. Si me gusta una chica, no tengo problemas. Pero si no la conozco y tengo que entrarle, sí. He estado dos veces enamorado”, ha dicho Jorge. Actualmente está soltero y aunque vive con su entrenador y su asistente, sigue manteniendo su privacidad. “Para pegarme un homenaje echo a mi entrador de casa”.

Eva Perelló Jorge Lorenzo
Eva Perelló fue su primera pareja, aunque con el tiempo el rumbo de ambos cambió /Gtres

Lejos de esta etapa, Jorge ha mantenido dos relaciones sentimentales serias: la primera con Eva Perelló y la segunda con Nuria Tomás. “La primera me encantaba. Yo tenía 16 años y la conocí por una foto que le vi a un amigo mío. Le pedí su messenger, quedamos y la cosa no avanzó. Al año siguiente me llamó para unas entradas para el circuito de Jerez y ahí empezó todo. Ahora nos llevamos muy bien y hace poco estuvimos en un concierto con su marido y sus hijos”. Pocos datos dio en cambio de la que también fuera pareja del futbolista Gerard Piqué. Lo que sí tiene claro Lorenzo es que su fecha de paternidad se desdibuja en el tiempo hasta tal punto que, asegura entre bromas verse antes siendo abuelo que padre.

Sus mayores miedos, sus lesiones

Pese a sentir el riesgo por sus venas en cada una de sus carreras, Jorge tiene pocos temores. Tan solo ha sentido miedo en dos ocasiones que a él le cuesta olvidar. Ambas tienen que ver con las lesiones que pudieron alejarle para siempre del que era y es su sueño. Se creyó imparable a la vez que indestructible, pero se dio cuenta de que nada era como él pensaba: “Hubo un momento en el que tuve miedo a ir en moto. En el 2008 todo me parecía fácil, me rompí los tobillos y volví a correr. Eso me hacía hincharme porque me creía capaz de todo, pero me caí en las carreras posteriores. Hasta que en una de ellas me di un golpe muy fuerte en la cabeza y no recordaba nada. Tuve miedo. Ahí pensé que no valía la pena…Al final me di otra oportunidad con más calma”.

No fue esta la única ocasión en la que pudo haber tirado la toalla. Al inicio de su carrera, una pieza en mitad de la pista de otro piloto provocó otra situación de pánico que ni a él ni a su padre les hubiera gustado vivir. “Me rompí la muñeca y una clavícula con 14 años y empecé a convulsionar. Mi padre me vio tan mal que me dijo ‘mira dejamos esta mierda’ porque no vale la pena. Yo apreté los dientes y le dije que teníamos que conseguirlo”, ha confesado Lorenzo. Fue operado y al día siguiente, voló de nuevo para competir. Entonces, fue considerado por muchos como un auténtico héroe.

La polémica actitud de Jorge Lorenzo

Su comportamiento ante las cámaras así como su actitud respecto a otros compañeros le han situado en el centro de atención en numerosas ocasiones. Calificado como chulo y prepotente en algún caso, Lorenzo ha explicado que casi siempre es por culpa de su escudo. “Intento disimular la timidez mostrándome fuerte y respondo con chulería. Nunca me he sentido mejor que nadie”.

Jorge Lorenzo
Jorge Lorenzo a su llegada a la entrevista /Telecinco

Lo cierto es que, los años le han hecho evolucionar. “Mi madre me llamaba la atención para que rebajara y le hablara más relajado. Cuando creces eres más empático y te paras 30 segundos para ver todo de otra manera. Ya no le das tanto importancia a nada”.

Guerra contra Pedrosa y Rossi

Esta entrevista no solo ha servido para adentrarse en la vida del piloto, sino también para conocer el origen de sus rencillas con sus compañeros de profesión, Dani Pedrosa y Valentino Rossi. “En la guerra con Dani Pedrosa también influyó la mala relación que había entre nuestros managers, que ya fueron rivales en su época como pilotos.  Nosotros éramos muy jóvenes y cada uno de nosotros queríamos ser el único español que triunfara”, ha comentado Jorge. Y es que aunque todavía no han logrado ser amigos, la admiración entre ambos siempre estará latente.

Una tensión que se repite con el italiano Rossi. “Le admiro mucho e intento aprender de él. Ha dado mucho al motociclismo y todos nos hemos aprovechado de eso”, ha dicho el mallorquín.

Últimas noticias