Corazón

este miércoles está en 'mi casa es la tuya'

Un primer amor inolvidable, dos traiciones y una novia ‘famosa’: el currículum sentimental de Jorge Lorenzo

Jorge Lorenzo
Ver Galería
El piloto Jorge y la que era su pareja, Nuria Tomás /Gtres
Comentar

“Que yo sepa solo ha tenido dos novias”, responde María, madre de Jorge Lorenzo, a las preguntas pícaras de Bertín Osborne. El piloto es el invitado de esta semana en el programa ‘Mi casa es la tuya’, pero durante su entrevista prefiere quitarle protagonismo a sus avatares sentimentales en favor de su carrera deportiva. Es su madre quien quita hierro al asunto para acomodar a su hijo a una situación en la que no se muestra cómodo: hablar de su vida privada. Lo cierto es que las circunstancias tampoco se lo han puesto fácil, pero en esta ocasión Jorge debe abrir su corazón y demostrar que a sus 28 años su vida sentimental ha sido como la de cualquier chico de su edad, con altos y bajos, con alegrías y penas, con fidelidad y desengaños.

María Guerrero, madre del piloto, cifra en dos las mujeres que han ocupado el corazón de Lorenzo. Una verdad a medias. Se refiere a Núria Tomás, la última conquista conocida del deportista, y Eva Perelló, la primera. Entre ambas mujeres distan siete años. Siete años en los que Jorge también ha buscado el amor, pero sin suerte.

[Por qué Núria Tomás, ex de Jorge Lorenzo y Piqué, estaba en los Goya]

La primera chica que enamoró al tricampeón mundial de Moto GP fue Eva Perelló, una mallorquina -como él- que se hizo rogar hasta que aceptó la invitación a salir del entonces adolescente. Jorge apenas tenía entonces 17 años y sus quedadas, como mandan los cánones de esa edad, comenzaban a la salida del instituto (aunque, eso sí, subidos a una moto). La pareja mantuvo una sólida relación durante algo más de un año, pero finalmente no pudo ser. “Hoy somos muy buenos amigos. Lo sigo, lo veo y lo apoyo. Se terminó porque cada uno siguió su rumbo. Él es piloto y yo, cocinera. Pero nos seguiremos queriendo siempre”, explicó ella a Vanity Fair hace unos años. Sus redes sociales evidencian esa buena amistad porque, tal y como Eva ha declarado, fue su diferente estilo de vida lo que terminó con su amor y no otra cuestión más peliaguda. Una vez separados, él tocó la gloria con las motos y ella en la cocina. Eva desde hace unos años trabaja en el conocido restaurante Can Bosch que cuenta con una Estrella Michelín.

Eva Perelló Jorge Lorenzo
Eva Perelló fue su primera pareja, aunque con el tiempo el rumbo de ambos cambió /Gtres

De gran éxito gastronómico gozan también los jamones Enrique Tomás y los numerosos restaurantes que este empresario tiene repartidos por todo el mundo. Su hija, Núria, fue la última pareja de Jorge Lorenzo y también esa otra novia a la que se refiere la madre del piloto. Jorge y Núria comenzaron a salir en 2015 y fue él mismo, poco dado a exhibir su vida privada, el que anunció a bombo y platillo la relación. Lo hizo en su proclamación como campeón del mundo de moto GP que se celebró en Valencia en 2015 y allí, emulando a Iker Casillas, besó apasionadamente a su acompañante para sorpresa de todos. Núria resultó entonces no ser una desconocida para la prensa del corazón, ya que años antes, hasta 2010, había mantenido un largo noviazgo con el blaugrana Gerard Piqué. Como con el futbolista, lo suyo con Lorenzo tampoco pudo ser y la pareja rompió en 2016 de manera discreta. Él siguió con su carrera deportiva y ella haciendo sus pinitos como actriz, sin más escándalo que el de haber puesto fin a su idilio apenas un año después de comenzarlo.

Nuria Tomas Jorge Lorenzo
Jorge Lorenzo y su ex Nuria Tomás en el aeropuerto. Ella fue también novia de Gerard Piqué en el pasado /Gtres

Menos discretas fueron, sin embargo, esas otras conquistas de Lorenzo a las que su madre no ha considerado novias y el piloto tampoco. Se trata de la modelo italiana Francesca Lukasik y de la top española Noemí Perea, ambas en la lista negra de Jorge y los suyos por haber contado sus intimidades con el piloto a golpe de talonario en una revista. Y sí, desnudas.

Sobre ellas, Jorge Lorenzo tiene poco que decir aunque también saca su particular moraleja de todo lo ocurrido. “También he tenido malas experiencias en ese sentido. Nada grave, pero me ha hecho ser más precavido”, ha reconocido en alguna ocasión.

Con la sabiduría de la experiencia y con la madurez que aporta haber sido un deportista de élite con apenas 15 años y haber superado la separación de sus padres, el piloto se enfrenta este jueves a su entrevista más sincera. Habrá mucho tiempo para el deporte y poco para el amor. Como en su vida real.

Últimas noticias