Corazón

Custodia

La incansable lucha de Francisco Rivera

Francisco Rivera
Francisco Rivera en imagen de archivo (Gtres)
0 Comentar

La lucha de Francisco Rivera (43) por conseguir la custodia de su hija Cayetana comenzó en el año 2012. Entonces el torero solicitó judicialmente la custodia de la menor, que desde hacía una década recaía en manos de su ex mujer, Eugenia Martínez de Irujo (48), de la que se había divorciado en 2005 de mutuo acuerdo.

Aunque ambos llevaron de forma ejemplar su separación, la guerra comenzó en el momento en el que Francisco daba ese paso de pedir la custodia de Cayetana, que en aquel entonces tenía trece años. La madre de la menor, no estaba de acuerdo con esa iniciativa y no puso de su parte por llegar a un acuerdo en ese terreno que evitase el paso por los tribunales.

[Puedes leer: Francisco Rivera, sobre Isabel Pantoja: “¿Qué pensaría mi padre de mi herencia?”]

Tampoco lo entendió nadie del entorno materno. Para la Duquesa de Alba, el que fuera su yerno favorito pasó a ser su peor pesadilla de la noche a la mañana por el simple hecho de querer pasar más tiempo con su hija. Fue tal la decepción para doña Cayetana, que no dudó en manifestar ante los medios -y en repetidas ocasiones- que Francisco había “muerto” para ella. En esta cruzada, todos los Alba hicieron piña con Eugenia y retiraron el saludo al diestro.

En semejante escenario comenzaba la lucha de Francisco, al que no le frenó nunca la opinión de los demás. Lo que a él le importaba era “criar y vivir un día a día” con su hija.

En enero de 2014 la Audiencia Provincial de Madrid dictaminó la resolución. Francisco Rivera había perdido la demanda y Eugenia se quedaba con la custodia de la pequeña. El diestro no se pudo resistir y describió la decisión de la justicia española de “vergüenza”. El mayor de los hijos de Paquirri, no escondió su indignación. La intención del torero de que su hija se fuera a vivir con él y con su mujer, Lourdes Montes, a Sevilla, no pudo ser. Y “Tana”, como la que familiarmente llaman, se quedó en Madrid viviendo con su madre, y con el régimen de visitas paternas estipulado por convenio: los fines de semana alternos los pasaba con su padre.

Francisco pide que se comprenda la necesidad que tiene un padre “de compartir más tiempo con sus hijos”

Han pasado los años y Francisco parece no haber tirado la toalla. Sigue luchando día tras día para que sean reconocidos los derechos de un padre que busca la igualdad. No parará hasta que se reconozcan los mismos derechos para ambos y seguirá pidiendo la custodia compartida.

Así lo acaba de mostrar, precisamente, en las redes sociales. El diestro ha usado las nuevas tecnologías para pedir lo que para él es lo justo: la custodia compartida. Ha pedido que se comprenda la necesidad que tiene un padre “de compartir más tiempo con sus hijos, de criarlos y de convivir un día a día con ellos”. Además, asegura que “en éste país un padre separado no obtiene un convenio, obtiene una condena y una multa a pagar”.

[Puedes leer: La cruzada de Eugenia Martínez de Irujo]

Las respuestas de sus seguidores no han tardado en llegar y son muchos los comentarios de apoyo los que recibe el diestro en la red social. “Padrazo, igualdad, injusticia…” son algunas de las palabras que recibe.

El próximo 16 de octubre parece que acabará el “calvario” ya que ese día Cayetana cumplirá la mayoría de edad. A partir de ese momento, será la joven la encargada de decidir con quién quiere vivir, si con su madre en Madrid o con su padre en Sevilla.

Últimas noticias