Moda

Problemas con su talla

El drama curvy de Ashley Graham

Ashley Graham / Gtres
Ashley Graham / Gtres
0 Comentar

Una de las críticas más recurrentes que sufre la industria de la moda está relacionada con los férreos patronajes y cánones ‘perfectos’ que debe seguir una modelo para lograr su aceptación como tal. Una circunstancia que se hace extensible hasta los diseñadores y que afecta a maniquís de tallas grandes. Precisamente ha sido una de las reinas curvies, Ashley Graham, quien ha contado su experiencia en este sentido en una entrevista concedida a Fashion New York.

Ashley Graham / Gtres
Ashley Graham / Gtres

La modelo plus size ha confesado un drama fashion que tuvo en 2016, cuando no pudo acudir a la alfombra roja de la Gala Met por no encontrar ningún diseñador que aceptara vestirla con su talla: “No encontré un modisto que me vistiera y no se puede ir en jeans y camiseta”. Y es que, para quien no lo sepa, la moda internacional tiene una talla estándar de tamaño 0.

Un handicap que actualmente ha quedado en el olvido. Ashley Graham ha sabido hacer de su silueta un filón y es una de las abanderadas de las modelos curvies. Sin ir más lejos, no tuvo problema para la MET 2017 en encontrar diseñador que la hiciese brillar con luz propia.

Ashley Graham en la MET Gala 2017 / Gtres
Ashley Graham en la MET Gala 2017 / Gtres

Graham lució un espectacular diseño de alta costura de H&M que dejó sin palabras al Museo Metropolitano.

Encorsetadas por la moda

Ashley Graham no ha sido la única en sufrir este abandono por parte de las principales firmas por no adaptar la forma de sus piezas a su silueta. La actriz dominicana Dascha Polanco, conocida por tener un papel protagonista en la ficción The Orange is the New Black, vio cómo, al instalarse en Norteamérica, varios diseñadores se negaban a prestarle ropa por no ajustarse a su figura curvilínea.

No obstante, Polanco fue más allá y decidió vengarse a su manera de quienes declinaron prestarle sus vestidos para las alfombras rojas de Hollywood. Y fue así como comenzó su particular boicot en redes sociales:  “Hay muchas marcas que no quieren vestirme porque no uso la talla de muestra. Eso solo sirve para demostrar que yo también puedo tomar una decisión, no tengo por qué vestirme con su ropa. No voy a esperar a que decidan vestirme. Soy yo quien elige qué ropa llevar”.

Últimas noticias