Moda

¡En un clic!

[Vídeo] #LookOk vs. #LookKo | El mix imposible de Demi Moore y otras divinas y desastres de la semana

0 Comentar

Ponemos el punto final a una semana repleta de fiestas, eventos y grandes pasarelas, como la prestigiosa 080 Barcelona Fashion. Todos estos acontecimientos tienen un ingrediente en común: la moda. Como cada semana, y después de analizar al milímetro los diferentes looks de las celebs, hemos elegido los grandes aciertos y los grandes errores estilísticos.

Comenzamos nuestro habitual repaso con nuestra it girl favorita. La actriz Vanessa Hudgens, quien la semana pasada nos conquistó con un vestido crochet de flores con gran lazada en los tirantes, ha vuelto a hacer lo propio con un look tan veraniego como romántico. La ex chica Disney ha lucido un diseño blanco de popelín calado, con volantes y manga larga, que ha combinado con unos zapatos blancos de pulsera con la inconfundible puntera negra firmada por Chanel y bandolera cruzada en camel. ¿El resultado? Un perfecto estilismo hippie chic desenfadado.

También ha apostado por el blanco Mónica Cruz, quien dio en el centro de la diana con un vestido de tirantes con gran escote en V al más puro estilo lady. En el mismo evento, pudimos ver a la televisiva Sonia Ferrer, quien, sin embargo, no estuvo tan acertada con su elección de armario. Con mini falda de tul asimétrica, palabra de honor y peep toe, el vestuario de la presentadora recordaba al habitual de las salidas nocturnas de una quinceañera.

Por otro lado, la presentación de LG Signature en España reunió a numerosos rostros conocidos, que, en su inmensa mayoría, acertaron con sus looks. Tamara Falcó, con una falda midi ajustada debajo del pecho y una romántica blusa semitransparente; y Lulu Figueroa, con vestido de manga larga con cuadro vichy azul y gran volante en el bajo, fueron algunas de las celebs más destacadas de la noche. Sin embargo, la gran sorpresa de la velada vino de la mano de Amelia Bono, quien hizo gala de la tendencia básico + asimetría + sandalia, para un estilismo sencillo, pero a la altura del dress code del evento.

Al contrario, en la columna de peor vestidas encontramos a la popular actriz Demi Moore, quien intentó hacer un guiño a la tendencia masculina con un traje con estampado floral y pantalón campana que, por si fuera poco en solitario, acompañó con zapatos en azul eléctrico y clutch con print de piñas. Sin embargo, Demi no fue la única. La intérprete Ellie Bamber sacó su lado de superhéroe vintage con un mini dress estampado con maxi capa a juego. Un look muy heroico, pero nada inspirador.

Clara Courel, con un indescriptible diseño asimétrico rojo con volantes y transparencias (camiseta interior incluida); y la aristócrata Mary Charteris, con transparencias y top metálico, han protagonizado el resto de escándalos estilísticos de la semana.

Últimas noticias