Moda

#MakeLoveNotWalls

La firma Diesel reta a Trump. ‘Haz el amor y no muros’

Campaña Diesel Trump
Imagen de la campaña #MakeLoveNoWalls de Diesel. / Instagram: @diesel
0 Comentar

“En Diesel, tenemos una fuerte posición contra el odio y, más que nunca, queremos que el mundo lo sepa”. Este es el poderoso lema que el director creativo de Diesel, Nicola Formichetti, lanza en su nueva campaña de Primavera 2017, #MakeLoveNotWalls (Haz el amor y no muros). Un mensaje oportuno de esperanza, unión y aceptación en un momento en el que las políticas de la Administración del presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, podrían poner en jaque los lazos comunes de las personas independientemente de su raza, religión, sexualidad o género.

La campaña, dirigida por el icónico fotógrafo David LaChapelle, está protagonizada por el modelo transexual Laith Ashley, el bailarín ucraniano Serguéi Polunin o la blogger española Aída Domenech (Dulceida), entre otros.

Dulceida Campaña Diesel Trump
Dulceida en la campaña #MakeLoveNotWalls de Diesel. / Instagram: @diesel

Jóvenes lanzando flores a través de un muro, la unión de dos personas del mismo sexo o la entrada en escena de un tanque hinchable con los colores del arcoíris son algunas de las secuencias del vídeo promocional que la marca de culto ha creado en un abrazo a la diversidad, la inclusión y la celebración del amor.

Diesel Campaña Trump
Imagen de la campaña #MakeLoveNotWalls de Diesel. / Instagram: @diesel

Esta no es la única campaña de la industria que pretende derribar los muros físicos y mentales que podrían crearse con la llegada de la familia Trump a la Casa Blanca. Bajo el nombre #TiedTogether, la revista online Business of Fashion (BOF) ha lanzado una iniciativa en febrero, el mes de las pasarelas por excelencia, en la que empuja a los invitados a los diferentes desfiles -modelos, fotógrafos y maquilladores incluidos- a portar una bandera blanca como símbolo de unión contra el veto migratorio y las políticas discriminatorias del magnate

Diane von Furstenberg, Prabal Gurung o Tommy Hilfiger, a pesar de ser uno de los primeros diseñadores que se postuló para vestir a Melania Trump cuando muchos de sus compañeros de profesión negaron sus servicios a la actual primera dama, ya han utilizado su pañuelo.

Parece que la industria no va a permanecer en silencio y que las protestas hacia la polémica familia Trump no han hecho más que empezar. Recientemente, los almacenes Norstrom decidieron retirar de su catálogo la colección de la hija del presidente, Ivanka Trump, y no fueron los únicos. Pocos días después, fueron Neiman Marcus y Burlington los que se sumaron al presunto boicot y prescindieron de la firma de Ivanka refugiándose en la “baja productividad en las ventas” como argumento.

Últimas noticias