Casa Real

La justicia belga tiene la última palabra

Alberto II de Bélgica, pendiente de las pruebas de ADN para asumir la paternidad de Delphine Boël

Alberto II de Bélgica, pendiente de las pruebas de ADN para asumir la paternidad de Delphine Boël
0 Comentar

La Justicia belga decidirá en el plazo legal de un mes si el rey Alberto II de Bélgica debe someterse a la prueba de ADN con motivo de la demanda de paternidad presentada en 2013 por Delphine Boël, una artista belga que afirma ser su hija ilegítima. Si el tribunal da curso a su petición, Boël podrá pasar a la segunda parte de su plan: el reconocimiento de paternidad por parte del monarca saliente, Alberto II.

En este caso, tanto el padre adoptivo de Delphine Boël, Jacques Boël, y Alberto II tendrían que realizarse el test de ADN. Si ambos se negasen a someterse a dicha prueba, la justicia belga podría tomar una decisión sobre el caso basándose en elementos probatorios como las fotografías que fueron difundidas hace años por la madre de Delphine y en las que aparecía su hija junto a Alberto II.

Delphine Boël reclama la paternidad del rey Alberto II de Bélgica. (Gtres)

Los jueces de la Sala Duodécima del Tribunal Civil de Bruselas han escuchado durante tres horas a los abogados de las partes, en una vista a la que no ha asistido el que fuera monarca del país belga durante más de 20 años, quien ha preferido testificar a través de su abogado. Quienes sí han estado presentes han sido su presunta hija ilegítima y la madre de ésta, la baronesa Sybille de Sélys Longchamps.

Delphine Boël, de 49 años, asegura que es hija del monarca, fruto de la relación éste mantuvo con su madre entre 1966 y 1984. A pesar de ello, Alberto II nunca ha reconocido su supuesta paternidad, motivo por el cual Boël interpuso una demanda en 2013 para obtener el reconocimiento de dicha.

Los medios de comunicación se hicieron eco del caso en 1999 a raíz de la publicación de una biografía no autorizada de la reina Paola de Bélgica en la que hacía referencia a una hija nacida fuera del matrimonio en la década de los setenta. Fue entonces cuando el exmonarca reconoció que su matrimonio tuvo altibajos en esa época, pero negó en todo momento ser el padre biológico de Delphine Boël.

 

Últimas noticias