Oleguer Pujol encargó al Allied Irish Bank que le moviera otros 400 millones

Oleguer-Pujol
Documentos a los que ha tenido acceso Okdiario que muestran la operación con el Allied Irish Bank

Oleguer Pujol suscribió en calidad de presidente de su S.L. Samos un acuerdo en enero de 2008 con el Allied Irish Bank para la gestión en el mercado financiero de otros 400 millones de euros, tal y como consta en los documentos reproducidos en portada. Esta transacción se sumó a la que rubricó con idéntico fin un mes antes por 420 millones en el Bank of Scotland. Samos se constituyó en octubre de 2007. Fue una especie de milagro de los panes y paces en versión financiera: invertir 820 millones de euros tras haber invertido 3.000 euros en la Sociedad Limitada que vehiculó el movimiento del dinero.

Gracias a estos contratos swaps (acuerdos con bancos para gestionar fondos en el mercado internacional de derivados), la firma de Oleguer Pujol ingresó 6 millones de euros en 2008. Eso prueba para quién era beneficioso tal tipo de acuerdos.

Acuerdos bilaterales

El acuerdo marco inversor, “master agreement”, firmado por Oleguer Pujol en 2007 con el Allied Irish Bank, hacía referencia a la Asociación Internacional de Swaps y Derivados (ISDA, en inglés). Es una organización profesional que agrupa a los mayores actores del mercado de derivados. La importancia de este tipo de productos proviene de la bilateralidad de estos contratos. No se negocian en un mercado organizado. La organización ISDA ha establecido un contrato marco para operaciones en derivados entre las instituciones financieras.

El contrato swap firmado en 2008 repite la filosofía del que rubricó Oleguer Pujol en 2007. Es nuevamente un acuerdo marco normalizado que se utiliza de forma habitual en operaciones financieras con instrumentos derivados en los mercados internacionales. 

Firmas por separado del contrato

La operación de 2008 con el Allied Irish Bank en una hoja está firmado sólo por Oleguer Pujol y en la otra sólo por un representante del Allied Irish Bank. Esto hace presumir que no se hizo una firma conjunta, sino en sedes distintas, y por eso figuran en hojas correlativas del contrato. 

El acuerdo con el Bank of Scotland de 2007 de los 420 millones no especificaba en calidad de qué firmaba Oleguer Pujol. Parecía hacerlo a título personal aunque en nombre de Samos. 

El contrato de 2008, sin embargo, lo firmó como “director” de Samos. Un director y presidente de una firma que ese trimestre iba a contar por fin con su primer empleado. El swap firmado finalmente con el Allied Irish Bank ascendió a 400 millones, según datos de Samos.

La golosina de tal negocio es el blindaje frente a pérdidas. La aplicación del peculiar mecanismo de compensación irrevocable de las operaciones, o “netting”, constituye la ventaja sustancial que se deriva de la utilización de estos acuerdos normalizados. Se trata de un mecanismo de prevención frente a los riesgos que conllevan los contratos financieros, ya sea el riesgo de crédito, el riesgo derivado de los sistemas de liquidación, el riesgo de liquidez, el riesgo sistémico o cualesquiera otro… 

Los ex gestores de Samos alegan que fueron contratos impuestos desde los propios bancos que concedieron el préstamo para eliminar riesgos de impago, al tiempo que rechazan toda suerte de ilegalidad o trato de favor. 

 Sin embargo, en algunos de tales swaps en lugar de poner como fin la “cobertura” del crédito recibido por Samos figura el término “especulativo” junto a cifras que superan los 400 millones. 

Por tanto, Samos invirtió en operaciones de riesgo millonarias al poco de nacer bajo el calor de generosos créditos y del apellido Pujol “que nada aportó al negocio” pero, sin embargo, lo presidía y firmaba operaciones multimillonarias. 

El banco irlandés utilizado por Oleguer Pujol se ha visto envuelto en diversos escándalos financieros en los últimos años. En 2002 fue sancionado con 90 millones de euros por evasión de impuestos y en 2010 tuvo que ser rescatado por el Gobierno irlandés. Además, cuatro de sus directivos fueron sancionados en 2006 por invertir en paraísos fiscales. Dos años antes también se descubrió que había estado sobrecargando las compras de tres millones de cheques procedentes del extranjero por un importe de 50 millones.

Últimas noticias