Cuatro hermanos de la familia Joselito se enfrentan a 10 años de cárcel por estafa y apropiación indebida

Cuatro hermanos de la familia Joselito se enfrentan a 10 años de cárcel por estafa y apropiación indebida
En la querella están acusados los hermanos Cristina, José, Juan Luis y María Aránzazu Gómez Martín (identificados con un círculo en la foto, por este orden).
  • Manuel Cerdán y M.A. Ruiz Coll

El consejero delegado de la conocida firma Jamones Joselito, Juan Luis Gómez, y sus tres hermanos (José, Cristina y María Aránzazu) se van a sentar en el banquillo y se enfrentan a penas que suman 10 años de cárcel. Están acusados de los delitos de estafa, administración desleal y apropiación indebida en una operación inmobiliaria en La Línea de la Concepción (Cádiz).

Los cuatro miembros de la familia Gómez Martín son los accionistas mayoritarios de la sociedad Marina Ducal SL, que en abril de 2005 compró por 41 millones de euros una finca edificable de 34,8 hectáreas, conocida como Gibraltar Playa, situada en la costa de La Línea de la Concepción.

Según la normativa urbanística, estos terrenos tienen un techo edificable de 104.403 metros cuadrados en primera línea de mar, que incluyen el uso residencial para viviendas de lujo, así como centros comerciales, restaurantes, hoteles de cuatro y cinco estrellas y un puerto deportivo. Todo ello, muy cerca de la urbanización de lujo Sotogrande.

Para comprar esta finca, la sociedad Marina Ducal SL suscribió con el Banco Santander un crédito hipotecario por importe de 37 millones de euros. La promotora había sido constituida en Salamanca en marzo de 2005 con el fin de desarrollar este proyecto. En aquel momento, la familia Gómez Martín (propietaria del grupo Cárnicas Joselito) poseía el 25% del accionariado, pero en diciembre de 2008 elevó esta participación hasta el 57,33%, lo que le permitió hacerse con el control de la sociedad.

Cuatro hermanos de la familia Joselito se enfrentan a 10 años de cárcel por estafa y apropiación indebida
Características de la finca Gibraltar Playa adquirida por la promotora Marina Ducal SL.

En 2009, Marina Durcal SL había logrado reducir a 17,5 millones de euros la deuda hipotecaria contraída con el Banco Santander. Una tasación oficial encargada por Juan Luis Gómez cifró en 56,6 millones de euros el valor de la finca Gibraltar Playa.

En marzo de 2013, uno de los socios minoritarios de la promotora, Germán Macías Sánchez (conservaba el 33% del capital de Marina Ducal a través de su sociedad Macías y Otero SL) recibió una oferta para vender los terrenos edificables por hasta 60 millones de euros. La transmitió a Juan Luis Gómez, quien ni siquiera respondió a la propuesta.

Germán Macías descubrió entonces que, sin el conocimiento de los socios mayoritarios, los hermanos Gómez Martín que administraban la promotora Marina Ducal habían cedido el 10 de diciembre de 2009 los derechos de la hipoteca de los terrenos por importe de 17,5 millones de euros (el capital que faltaba por amortizar) a otra empresa, Barents Investments SL, que había sido constituida en Madrid en mayo de aquel mismo año.

A continuación, y siempre bajo el control de Juan Luis Gómez y sus hermanos, Marina Ducal dejó de pagar las cuotas de la hipoteca, por lo que en 2011 Barents Investments SL exigió ante el Juzgado de Instrucción número 4 de La Línea de la Concepción ejecutar la garantía hipotecaria y, por tanto, quedarse con los terrenos.

Cuatro hermanos de la familia Joselito se enfrentan a 10 años de cárcel por estafa y apropiación indebida
La finca Gibraltar Playa fue valorada en 56,6 millones de euros según una tasación oficial encargada por Juan Luis Gómez en marzo de 2011.

Es decir, Barents Investments SL se quedó por 17,5 millones de euros con la finca Gibraltar Playa que había costado más de 40 millones. ¿Y quién está detrás de esta sociedad? Juan Luis Gómez y sus tres hermanos, que habían arrebatado así a sus socios minoritarios de Marina Ducal los terrenos edificables de Cádiz.

Para ello se sirvieron de su grupo Cárnicas Joselito, que entre 2009 y 2013 inyectó seis millones de euros a Barents Investments SL (administrada por una persona de su máxima confianza, que actuó como testaferro) para cerrar la operación.

Como socio minoritario a través de su sociedad Macías y Otero SL, Germán Macías había aportado a Marina Ducal 12,6 millones de euros para financiar la compra de los terrenos. Sin embargo, Macías y Otero SL entró en concurso voluntario de acreedores en junio de 2009.

Al examinar sus cuentas, los administradores concursales descubrieron la fallida operación urbanística de La Línea de la Concepción y constataron que la familia Gómez Martín había ocasionado a Macías y Otero SL un quebranto de 12,6 millones de euros al arrebatarle los terrenos edificables por la mitad de precio mediante una «actuación fraudulenta».

Cuatro hermanos de la familia Joselito se enfrentan a 10 años de cárcel por estafa y apropiación indebida
El informe remitido al juez por los administradores concursales de Macías y Otero SL.

Los administradores concursales de Macías y Otero remitieron el 14 de mayo de 2013 al Juzgado de Primera Instancia número 4 de Salamanca un informe en el que constatan que «la entidad Barents Investments SL es una sociedad interpuesta que actúa a las órdenes del Grupo Joselito de forma que esta sociedad ejecutará la hipoteca y se quedará con los terrenos para el Grupo Joselito». Los administradores concursales concluían su informe pidiendo al juez que ponga estos hechos en conocimiento de la Fiscalía al constatar indicios de una actividad delictiva.

La tasación de la finca Gibraltar Playa encargada en 2011 por Juan Luis Gómez señala que el promotor de estos terrenos, situados en primera línea de mar de La Línea de La Concepción, puede obtener un beneficio de 63,8 millones de euros con su desarrollo urbanístico.

El Juzgado de Instrucción número 4 de Salamanca instruye ahora la querella interpuesta por Germán Macías contra el consejero delegado de Cárnicas Joselito y sus tres hermanos, a los que acusa de los delitos de estafa, administración desleal y apropiación indebida. La causa se encuentra en fase de instrucción: el juez ya ha tomado declaración a los cuatro querellados y a varios testigos que han corroborado los hechos.

Lo último en Investigación

Últimas noticias