Abel Caballero subvenciona el club de un amigo investigado por una estafa de 8 millones en Guinea

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, junto al empresario gallego Alfonso Caneiro.
El alcalde de Vigo, Abel Caballero, junto al empresario gallego Alfonso Caneiro.

El alcalde socialista de Vigo, Abel Caballero, ha dado dos subvenciones por un valor total de 150.000 euros al equipo municipal de fútbol Rápido de Bouzas. Su vicepresidente, el empresario Alfonso Caneiro, con el que el regidor socialista tiene una estrecha relación de amistad, está implicado en una estafa de ocho millones de euros en Guinea Ecuatorial. Caneiro dio dicho pelotazo mediante la firma de un contrato fraudulento de un euro, según la denuncia a la que ha tenido acceso OKDIARIO y tal como se recoge en la documentación judicial.

Las dos subvenciones, cada una de 75.000 euros, fueron otorgadas al club deportivo gallego para «el desarrollo del proyecto general de actividades de las temporadas 2017/18 y 2018/19». Con la adjudicación de estas ayudas, el Rápido de Bouzas se comprometió a estar a plena disposición del Consistorio del PSOE para «campañas de concienciación», algo contradictorio a la trayectoria judicial de Caneiro. Ambas subvenciones fueron firmadas por el alcalde de Vigo.

Abel Caballero, que lleva 13 años como alcalde de la ciudad, es tío del candidato del PSOE a la Xunta de Galicia, Gonzalo Caballero. Su cargo como regidor lo compagina desde 2015 con el de presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias. Anteriormente, entre los años 1985 y 1988 fue ministro de Transportes, Comunicaciones y Turismo, siendo Felipe González presidente del Gobierno.

Las dos subvenciones otorgada por Abel Caballero al club de fútbol donde Alfonso Caneiro es vicepresidente.
Las dos subvenciones otorgada por Abel Caballero al club de fútbol donde Alfonso Caneiro es vicepresidente.

Antes de que Caneiro fuera nombrado vicepresidente del equipo municipal, en septiembre de 2016, el Rápido de Bouzas apenas recibía ayudas públicas. Sólo pequeñas subvenciones que escasamente superaban los 10.000 euros. Tras las inyecciones de dinero del Ayuntamiento de Vigo, el socialista Caballero fue nombrado en 2015 miembro honorífico de la Junta Directiva del equipo, cargo que ocupa actualmente.

El Rápido de Bouzas es un equipo de fútbol afincado en Vigo que actualmente juega en Tercera división, por lo que las subvenciones públicas adjudicadas por Abel Caballero no fueron entregadas precisamente por sus éxitos deportivos. El estadio en el que entrena y celebra sus partidos es un espacio municipal cedido por el Ayuntamiento del PSOE, ubicado en el paseo marítimo de Bouzas, en Vigo.

El alcalde de Vigo pertenece a la Junta Directiva del club de fútbol de Alfonso Caneiro.
El alcalde de Vigo pertenece a la Junta Directiva del club de fútbol de Alfonso Caneiro como «cargo honorífico».

Caneiro, el empresario amigo de Caballero, está siendo investigado por una presunta estafa de ocho millones de euros procedentes de las arcas públicas de Guinea Ecuatorial. Desde 2018 está denunciado por falsedad en documento mercantil y el pasado 23 de junio, el Juzgado de Instrucción número 6 de Vigo recibió nuevas pruebas del pelotazo africano millonario que Caneiro dio a 4.538 kilómetros de España.

El Gobierno ecuatoguineano pagó entre 2018 y 2019 a Caneiro 7.886.394 euros a través de la sociedad Pescamavi Atlántico SL, de la que el empresario gallego es administrador único. Este pago fue efectuado en dos transferencias de exactamente el mismo valor. Cada una de 3.943.197 euros. La primera fue pagada en la moneda local, el franco CFA, en la cuenta corriente de la empresa en la capital, Malabo. La segunda de ellas fue pagada en la cuenta de la misma sociedad, pero en Vigo. Ambos pagos fueron realizados por la Tesorería General del Estado de Guinea Ecuatorial.

El segundo pago de del Gobierno de Guinea al empresario Alfonso Caneiro por valor de 3.943.197 euros.
Segundo pago del Gobierno de Guinea al empresario Alfonso Caneiro por valor de 3.943.197 euros.

Una empresa semipública

En 2012, Caneiro creó una empresa mixta con el Gobierno de Guinea Ecuatorial llamada Globalpesca. La empresa semipública estaba formada por dos partes: el 50% por Sistemas de Ingeniería Global SA, de la que Caneiro era socio, y el otro 50% por el Gobierno de Teodoro Obiang. Tras la firma de ese acuerdo, Caneiro se comprometió a aportar bienes materiales (redes de pesca, cámaras frigoríficas, vehículos…) y el Gobierno guineano a poner un millón de euros.

Ambas partes también adquirieron el compromiso de aportar cada uno un barco de pesca. Mientras Caneiro puso uno llamado Vicmar Un, Guinea Ecuatorial aportó otro denominado Galaxia II, comprado previamente a Sistemas de Ingeniería Global SA. Es decir, a Caneiro y sus socios.

Globalpesca nació con el objetivo de explotar la pesca en las aguas jurisdiccionales de Guinea Ecuatorial y comercializar sus productos de captura. El acuerdo de constitución de la empresa mixta está firmado por Crescencio Tamarite Castaño, en la firma del contrato ministro guineano de Pesca y Medio Ambiente y Marcelino Owono Edu, entonces ministro guineano de Hacienda y Presupuesto.

Constitución de la empresa mixta guineana Globalpesca, donde participó el Gobierno de Teodoro Obiang y Alfonso Caneiro.
Constitución de la empresa mixta guineana Globalpesca, donde participó el Gobierno de Teodoro Obiang y Alfonso Caneiro.

Dos años después de la constitución de Globalpesca, Caneiro cedió, mediante la firma de un contrato, todo el activo guineano de Sistemas de Ingeniería Global SA a dos empresas andaluzas: Eurotécnica de Galvanización SA y Grupo Barroso Inversiones SA. Caneiro llevó a cabo esta maniobra para cancelar una deuda de 510.000 euros que había contraído anteriormente con estas dos empresas.

Tanto Eurotécnica de Galvanización SA como Grupo Barroso Inversiones SA están domiciliadas en Granada. Estas sociedades están controladas por Bernardino Barroso Martínez y José Luis Barroso Jiménez respectivamente. Cuando estos empresarios viajaron a Guinea para reclamar el 50% del activo de Globalpesca, apareció otro contrato anterior en el que constaba que Caneiro ya había vendido todo ese activo a Pescamavi Atlántico SL, otra empresa de su propiedad. Por lo que todo había sido un engaño.

Este segundo contrato, fraudulento según la denuncia, fue suscrito entre Sistemas de Ingeniería Global SA y Pescamavi Atlántico SL. Para ello, Caneiro se alió con uno de sus socios: Reynaldo Benito Ruiz-Tapiador, presidente del equipo de baloncesto Casademont Zaragoza. La jugada maestra de Caneiro y su socio, cómplice según la denuncia, consistía, por un lado, en hacer creer a sus acreedores andaluces que la deuda había sido saldada tras haberles entregado el activo guineano (sin que ellos supieran que ya había sido vendido), y por otro, cobrar los 8 millones de euros de Guinea Ecuatorial.

El equipo de baloncesto Casademont Zaragoza, anteriormente conocido como CAI Zaragoza y Basket Zaragoza, está presidido por Ruiz-Tapiador desde 2007. A día de hoy, el equipo está clasificado en la Liga ACB, su presupuesto durante la temporada 2018/19 fue de cuatro millones de euros y el entrenador es Porfirio Fisac.

El misterioso contrato de un euro

Según la denuncia, éste último contrato es falso y nulo de pleno derecho, al haber sido fabricado ad hoc para defraudar, ya que Ruiz-Tapiador lo firmó en solitario, sin la rúbrica del otro administrador mancomunado de la sociedad. Esta última firma es obligatoria e imprescindible para que el contrato tenga validez legal.

Contrato en el que se vende un activo guineano de 17 millones de euros por tan sólo 1 euro.
Contrato en el que se vende un activo guineano de 17 millones de euros por tan sólo un euro.

Para más inri, el valor de dicho contrato fue de sólo un euro. Esta ridícula cantidad contrasta con lo que realmente costaba el activo que Sistemas de Ingeniería Global SA tenía en Guinea: 17 millones euros. El contrato, hoy en manos de la Justicia, fue elevado a público el 20 de julio de 2015 ante el notario Santiago Mbasi Ondo, radicado en la ciudad guineana de Bata.

Además, Pescamavi Atlántico SL, empresa con la que Caneiro cobró los ocho millones de euros, fue constituida por él mismo 15 días antes de la firma del contrato que le ayudó a dar el pelotazo, lo que hace imposible que el mismo sea acorde a la Ley. La empresa está domiciliada en un chalet adosado del municipio malagueño de Mijas.

OKDIARIO se ha puesto en contacto con los dos implicados en este caso. Mientras que el empresario Alfonso Caneiro, subvencionado por el alcalde socialista de Vigo, no ha respondido a las llamadas de este periódico, su socio, Reynaldo Benito Ruiz-Tapiador ha declarado que no quiere hacer ningún comentario sobre el asunto.

Lo último en Investigación

Últimas noticias