EL DINERO DEL RESCATE BANCARIO

Un abogado elegido a dedo por el FROB cobra 2,7 millones por querellarse contra ex directivos de las cajas

Un abogado elegido a dedo por el FROB cobra 2,7 millones por querellarse contra ex directivos de las cajas
El abogado externo del FROB Carlos Gómez Jara, ante una imagen del Banco de España.

El despacho del abogado Carlos Gómez Jara, Corporate Defense SL, ha cobrado desde 2012 más de 2,7 millones de euros por interponer y dirigir al menos 17 querellas contra ex directivos y deudores de las antiguas cajas de ahorros rescatadas por el Estado.

Corporate Defense ha recibido estos ingresos del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) y de las propias cajas, tras ser designado a dedo por el primero de estos organismos.

Entre junio de 2012 y febrero de 2013, Carlos Gómez Jara interpuso en representación del FROB al menos seis querellas contra ex directivos y grupos deudores del Banco de Valencia y Bancaja. La primera de estas entidades financieras, Banco de Valencia, fue intervenida por el FROB y vendida a CaixaBank en noviembre de 2012 por un euro, tras inyectarle más de 5.000 millones de euros públicos. En cuanto a Bancaja, se integró en Bankia, rescatada con 22.424 millones de euros por el Estado.

Pero no fue hasta meses después, en junio de 2013, cuando el FROB adjudicó formalmente a Corporate Defense un contrato de asesoría jurídica externa para dirigir estas acciones penales, mediante un procedimiento negociado al que fueron invitados otros nueve despachos de abogados. Así lo han explicado fuentes oficiales del FROB a OKDIARIO.

El FROB regularizó luego su contratación

Es decir, primero el FROB designó a dedo al despacho de Carlos Gómez Jara, sin ningún procedimiento administrativo, para interponer estas querellas en representación de las cajas intervenidas. Y sólo meses después, regularizó a posteriori su contratación, convocando un procedimiento negociado.

De este modo, el organismo que depende del Banco de España habría incumplido los principios de publicidad, transparencia y libre concurrencia que deben imperar en la contratación de todas las entidades públicas.

De hecho, en su informe de fiscalización del proceso de reestructuración bancaria referido a los años 2009 y 2015, el Tribunal de Cuentas ya cuestionó que el FROB contratara en 2011 a otro asesor jurídico externo, por una cuantía de 83.000 euros, sin justificar adecuadamente que no pudiera prestar dicho servicio por sus propios medios.

Las normas internas del FROB aprobadas en 2009 y en octubre de 2012 indican que, a la hora de contratar servicios externos, este organismo debe cumplir los principios de publicidad, concurrencia, transparencia, confidencialidad e igualdad de trato. Sólo de forma excepcional, puede saltarse este procedimiento por razones de urgencia que siempre deben quedar adecuadamente motivadas y justificadas, según recalca el Tribunal de Cuentas. Las normas internas del FROB aprobadas en 2015 ya prevén, expresamente, que la contratación de los asesores externos pueda realizarse por procedimiento negociado.

Personado en 17 querellas

En el caso del despacho de abogados de Carlos Gómez Jara, la cuantía que ha percibido directamente del FROB es muy superior: 628.138 euros. Su sociedad Corporate Defense facturó al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) 116.306 euros en 2013, otros 115.145 euros en 2014, 203.663 euros en 2015 y otros 153.024 euros en 2015.

Todas estas cantidades superan ampliamente el límite de 60.000 euros que la Ley de Contratos del Estado de 2011 (vigente en aquel momento) prevé para el procedimiento negociado sin publicidad.

El despacho de Carlos Gómez Jara está personado en al menos 17 procedimientos penales contra ex directivos y grupos deudores de las antiguas cajas de ahorros intervenidas. En algunos casos, como en las querellas contra ex directivos de la antigua Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), ejerce estas acciones penales en representación del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD).

Este último organismo no está sujeto a las normas de contratación pública del Estado, ya que se financia a través de las aportaciones de los bancos y entidades financieras privadas.

Las antiguas cajas, vendidas por un euro

En conjunto, el despacho de Gómez Jara ha percibido en cinco años 2.758.905 euros por interponer y dirigir las querellas contra los ex responsables de las cajas rescatadas. Por estos servicios, Corporate Defense facturó en 2012 un total de 390.272 euros al Banco de Valencia, 59.000 euros a la antigua Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) y 210.792 euros a la Fundación CAM. En total, 660.064 euros sólo en el año 2012.

La antigua Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) fue intervenida por el Estado y vendida al Banco Sabadell por un euro en junio de 2012, con un Esquema de Protección de Activos (EPA) que cubre hasta 24.644 millones de euros en pérdidas a través del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD). Varios ex directivos de la CAM están imputados en la Audiencia Nacional a raíz de las querellas interpuestas por Gómez Jara.

Su despacho, Corporate Defense, facturó en 2013 otros 376.372 euros a la Fundación CAM, 91.894 euros al Banco de Valencia, idéntica cantidad a CaixaBank (que compró el Banco de Valencia por un euro), 116.306 euros al FROB y 17.737 al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD). En total, 694.203 euros en el ejercicio 2013.

Al año siguiente, en 2014, el despacho de Gómez Jara facturó como asesor jurídico externo 155.145 euros al FROB, 46.652 euros al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), 245.037 euros a la CAM y 43.560 euros a CaixaBank. En total, 490.394 euros en 2014.

El abogado del socio de Roures

En el ejercicio siguiente, Corporate Defense SL facturó 203.663 euros al FROB, otros 222.689 euros al FGD y 178.877 euros a la CAM, como asesor jurídico externo. En total, 605.229 euros facturados en 2015. Y por último, en 2016, el despacho de Gómez Jara percibió 153.024 euros del FROB y 155.991 euros del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD).

En la práctica totalidad de los procesos penales contra ex directivos y deudores de las cajas intervenidas, la Abogacía del Estado está personada como acusación, para velar por los intereses públicos y pedir responsabilidades por el dinero público inyectado en las entidades financieras recatadas.

Por tanto, el hecho de que también se persone en estas causas como acusación el despacho de Gómez Jara (en representación del FROB en unos casos, y del FGD en otros) puede suponer una duplicidad de recursos públicos.

Como ha informado OKDIARIO, el abogado externo del FROB también tiene como clientes al socio de Jaume RouresGerard Romy Belilo (que está investigado por el pago de sobornos a dirigentes de la FIFA) y a varias antiguas empresas del ex presidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán, condenado a cinco años y medio de cárcel por blanqueo y alzamiento de bienes.

También el ex director general de CaixaNova Domingo González Mera contrató al despacho del abogado externo del FROB Carlos Gómez Jara, para defenderse de las querellas que el propio FROB le había puesto en la Audiencia Nacional.

N. de Redacción: Fuentes del organismo que depende del Banco de España han aclarado a OKDIARIO que Gómez Jara interpuso las primeras querellas en 2012, en representación del Banco de Valencia, por decisión de los administradores colocados por el FROB al frente de esta entidad intervenida. Luego, Banco de Valencia cedió al FROB las acciones penales iniciadas, después de que esta entidad financiera fuera vendida a CaixaBank por un euro. Sólo meses después,  en junio de 2013, el FROB convocó el procedimiento negociado en el que se contrató al despacho de Gómez Jara para seguir adelante con las acciones penales que ya habían emprendido.

Últimas noticias