JOSÉ JIMÉNEZ, PERITO JUDICIAL Y EXPERTO EN BALÍSTICA:

“El intento de ETA de matar al Rey Juan Carlos en Mallorca fue una auténtica chapuza”

Comentar

No es tan fácil. No hay ningún precedente en la historia reciente de España de un atentado contra una autoridad pública cometido por un francotirador. ETA lo intentó con el Rey Juan Carlos I en agosto de 1995, durante las vacaciones de la Familia Real en Mallorca.

La banda terrorista presumió de que llegó a tener a tiro al monarca en dos ocasiones, con un rifle con mira telescópica, cuando Don Juan Carlos se disponía a embarcar en su yate en la base naval de Porto Pi. La versión oficial sostiene que los terroristas no llegaron a consumar el atentado, porque no habían resuelto el plan de fuga de la isla.

Agentes del Grupo Especial de Operaciones (Geos) de la Policía Nacional impidieron finalmente el atentado al detener el 9 de agosto de 1995 a los etarras José García Sertucha e Iñaki Rego, que se habían alojado en un bloque de viviendas próximo a Porto Pi.

“Ningún terrorista actuaría así”

El perito judicial y experto en balística José Jiménez sostiene que, con el fusil que los etarras tenían en su poder, “jamás hubiera podido hacer blanco en su majestad. La mira telescópica estaba desviado, tenía una deriva a más de seis metros de distancia, y la cartuchería que tenían previsto utilizar no era adecuada para ese arma. Fue una auténtica chapuza”.

En cuanto a Manuel Murillo, el vecino de Tarrasa que anunció sus planes de asesinar al presidente Pedro Sánchez, José Jiménez afirma que el juez deberá valorar sus intenciones reales mediante un examen psicológico: “Si este señor hubiera tenido unos planes específicos no lo hubiera dicho en un grupo de WhatsApp, es ridículo, un terrorista jamás va a actuar así“.

“No es normal que por hacer la gracia a una chica de VOX haga estas cosas”, añade el perito forense, “no es ni un francotirador, ni un tirador de élite. Es un pegatiros de club, que se lo estaba pasando genial y que ha desgraciado su vida”.

Últimas noticias