Romero critica a las personas que acusan a Corinna y a “Mister King” de llevarse 21 millones “por la cara”

Corinna Sayn-Wittgenstein y el Rey Juan Carlos I.
Corinna Sayn-Wittgenstein y el Rey Juan Carlos I.
Comentar

Acusan a Corinna y al Rey Juan Carlos de llevarse 21 millones en comisiones por el AVE a la Meca

En los correos electrónicos a Corinna, la reportera Ana Romero aporta muchas pistas sobre las comisiones de la operación internacional del AVE a La Meca. El 1 de marzo de 2013 descifra y aclara una de las cuestiones que siempre ha envuelto el trabajo de intermediación de la princesa alemana: las comisiones del proyecto de AVE a la Meca.

Romero le confiesa: “Ya tenemos la historia de la chica iraní. Tres diferentes fuentes nos la ha revelado. Lo sacaremos el próximo domingo. Tendré detalles esta noche pero sólo quería que supieras que estás totalmente fuera del tema de la MECA. Insisto de que después de esto deberíamos explicar tu trabajo para el Gobierno de España, una vez publicada la historia el domingo. No tenemos la necesidad de citarte”.

Cuando habla de la “chica iraní” se refiere Shahpari Azam Zanganeh, la viuda del multimillonario y traficante de armas, Khashoggi, que desbloqueó las negociaciones con Arabia Saudí y logró el proyecto ferroviario para las empresas españolas.

La propia Corinna, en la conversación que mantuvo con José Villarejo y Juan Villalonga en el verano de 2015, en su domicilio de Londres, en una reunión grabada por el ex comisario ahora en prisión, negaba que ella hubiera percibido una compensación económica del proyecto ferroviario.

En la grabación en su domicilio de Londres, Corinna decía que había sido Villar Mir quien había colocado a la iraní: “Decían que era yo, pero yo nunca tuve nada que ver con el tren. Yo tengo copias del contrato de Zanganeh con OHL. Es ella la que ha cobrado”, aclaraba la princesa alemana.

Cien millones en comisiones

Sobre Zanganeh, Romero dice en uno de sus correos que, según sus fuentes, “ella ganó unos 100 millones de dólares con la operación de la Meca“. Y comenta: “NO está nada mal”.

Según la prensa española Shahpari Azam Zanganeh formó parte de la delegación oficial española que viajó a Riad el 8 de abril de 2006 con los Reyes, el entonces ministro de Asuntos Exteriores, Moratinos, y el de Industria, Montilla. La empresaria iraní y Corinna coincidieron en el mismo avión oficial de las Fuerzas Aéreas españolas.

Romero critica a las personas que acusan a Corinna y a “Mister King” de llevarse 21 millones “por la cara”

Zanganeh, está relacionada familiarmente con Bijan Zanganeh, que fue el ministro de Petróleo iraní entre 1997 y 2005, durante los gobiernos de Mohamed Jatamí. Con Khashoggi, que era mucho mayor que ella, tuvo dos hijos. En la actualidad reside entre Londres, Cannes y Yeddah (Arabia Saudí).

Al contratar a Zanganeh, el Gobierno español estaba convencido que se iba a hacer con el proyecto Landbridge de 7.000 millones de dólares para conectar Yeddah con La Meca. Y así sucedió frente a la poderosa oferta francesa. Por eso, Zanganeh formaba parte de la delegación española, liderada por Villar Mir y OHL.

Juan Carlos y Corinna fuera de las comisiones

Días después, Romero le informa que su periódico va a publicar un editorial en el que deja fuera al Rey de las operaciones de Urdangarin. También a ella y al Rey de la operación especulativa del AVE a La Meca.

Sin embargo la versión importante de los hechos es la que relató después Corinna en el encuentro que le grabó subrepticiamente Villarejo, sin que ella lo supiera: “OHL ha obligado a todas las sociedades españolas a pagarle [al Rey emérito]. Y después, el Rey me ha escrito por email que Villar Mir ha ido a su oficina para decirle: “Oye, voy a ver si Zanganeh te paga una mitad de su comisión”.

Y Corinna aclaraba: “Le di un consejo, que le escribiera un email diciéndole que nunca había tenido esa conversación y le dijera: ‘Yo soy el Rey de España y no puedo’. Querían darle la mitad de la comisión de Zanganeh”.

El 5 marzo la periodista le desvela a Corinna que en su periódico han parado una información de un compañero sobre la operación de compra de Repsol por Lukoil. Y le dice: “Interesantemente las dos operaciones, la del fondo saudí y la de Lukoil, aparentemente han fracasado. Insisto C. Necesitamos sacar esto porque va a salir de todos modo y saldrá de la peor manera posible. Vamos a empezar ya”.

Diez días después, en un correo en el que se refiere a Corinna como Concha de Cádiz -“siempre mejor que Ingrid”, como se referían a CSW los servicios secretos- le confirma una sospecha: “Creo que ya se quién es la persona que nos ha estado puteando durante mucho tiempo. Sí, él no participó ni sacó beneficio de la operación del tren”.

Y le aclara: “Él también está enfadado con el mundo entero. Estoy de acuerdo contigo: esto es verdaderamente irresponsable. En medio de una crisis económica y con todo los problemas en los que está inmersos este país. Como para sugerir (muy obviamente) que tú y Míster K cogisteis 21 millones ‘por la cara’. Te enviaré en breve mi versión sobre esta historia. Saldrá mañana lunes”.

Romero no aclara en otros correos quién es el personaje misterioso que “ha estado puteando” a Corinna y a ella durante tiempo.

Y firma el email: “Lady Ana of Chiclana”.

Aclaración de Shahpari Zanganeh

Doña Shahpari Zanganeh ha remitido un comunicado de prensa a OKDIARIO en relación a las informaciones publicada sobre el caso Corinna:

En relación con las informaciones que se han publicado sobre las supuestas manifestaciones de Corinna Zayn-Wittgenstein y sus comentarios sobre mi papel en el proyecto de AVE entre La Meca y Medina, por medio de la presente expreso mi profundo desacuerdo con los mismos y los rechazo de manera categórica. Cualesquiera que sean las previas relaciones de la Señora Zayn-Wittgenstein o las razones que pueda tener para realizar tales afirmaciones, no está en situación de comentar mi actividad profesional ni la historia del consorcio español AlShoula.

La sugerencia de que he tenido una relación económica o financiera con don Juan Carlos I de España en relación con el proyecto del AVE es absolutamente falsa. No ha existido nunca ninguna relación económica o financiera con él ni con ninguna entidad relacionada con su persona, ni tampoco se me ha mencionada nunca ninguna posible relación. Mi contrato estaba sujeto a los más altos estándares internacionales. Al contrario de lo que se viene afirmando, no he participado en este proyecto como “intermediaria”. He trabajado de forma efectiva para gestionar el proyecto como project developer desde sus inicios, en el año 2004. Mi larga carrera profesional trabajando en proyectos de esta clase se ha construido sobre la base del trabajo duro y de mi determinación, y no permaneceré impasible ante falsedades que pretender perjudicar mi reputación profesional.

Asimismo, las referencias en los medios de comunicación a mi difunto esposo (quien no tuvo relación alguna con este proyecto) o a mi país de origen en conexión con este asunto resultan desafortunadas, prejuiciosas y tendenciosas.

Como ciudadana saudí y project developer para el Consorcio, me siento profundamente orgullosa del respeto que me he ganado por parte del equipo, así como el trabajo que hemos realizado juntos, y que continuamos realizando aún hoy, de forma diaria. Durante todos estos años, ha sido un privilegio y un honor trabajar codo con codo con mis compañeros saudíes y españoles.

Este proyecto ha planteado desafíos técnicos y de gestión únicos y extraordinarios, que han requerido para su superación los más altos niveles de profesionalidad. La licitación fue adjudicada y el proyecto ha sido desarrollado gracias a la brillante tecnología ferroviaria española y a la competitividad del precio ofrecido por nuestro Consorcio, en perfecto cumplimiento de toda la normativa internacional en materia de licitación. El trabajo de las compañías españolas involucradas en el proyecto debería se objeto de reconocimiento y, en mi opinión, España debería estar tan encantada del éxito del proyecto como lo estamos en Arabia Saudí.

Últimas noticias