Imputan a 3 dirigentes del PSOE de Chipiona por irregularidades en las obras del Museo de Rocío Jurado

El Juzgado número 3 de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) ha imputado a tres dirigentes del PSOE de Chipiona por las irregularidades detectadas en la construcción del Museo de Rocío Jurado.

Llamado a convertirse en uno de los grandes atractivos turísticos de la población, el museo recordará la trayectoria de la artista a través de una colección de sus objetos personales, que incluye más de 200 trajes utilizados en sus actuaciones, un piano e incluso un Mercedes que fue propiedad de la cantante.

Los tres imputados son el ex alcalde socialista de la población, Manuel García Moreno, el ex concejal de Urbanismo José Antonio Sotomayor y la actual portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Chipiona, María Naval.

Durante la alcaldía de Manuel García Moreno, el Ayuntamiento de Chipiona solicitó al Ministerio de Industria subvenciones que suman 3,5 millones de euros para llevar a cabo dos proyectos en el municipio: la creación de un Polígono industrial y la rehabilitación de las llamadas Naves Niño de Oro, un complejo en el que se ubica el nuevo Palacio de Ferias y Exposiciones y el futuro Museo de Rocío Jurado.

Simularon falsos concursos

Sin embargo, una inspección realizada por el Ministerio de Industria detectó numerosas irregularidades en la ejecución de ambos proyectos. Como consecuencia de ello el Ayuntamiento de Chipiona, ahora gobernado por el PP, se ve obligado a devolver 2 millones de los 3,5 recibidos de la subvención.

Las obras se ejecutaron a través de la empresa municipal Caepionis (que presidía el propio alcalde), lo que dificultó su fiscalización. Una auditoría encargada por el actual equipo de gobierno del PP ha puesto en evidencia, sin embargo, que el anterior gobierno socialista vulneró todos los procedimientos de contratación.

En varias obras del complejo Naves Niño de Oro (donde se ubica el futuro Museo de Rocío Jurado) la empresa municipal que presidía el alcalde socialista simuló un procedimiento negociado fraudulento. En varios casos, las tres empresas que optaban al contrato compartían el mismo domicilio fiscal y NIF.

Es decir, se incumplió la Ley 30/2007 de Contratos del Sector Público, que obliga a la Administración a invitar a al menos tres empresas para elegir la mejor oferta. Se vulneró este trámite haciendo que una misma empresa presentara tres ofertas distintas (a veces utilizando a distintas filiales), lo que eliminó cualquier posibilidad de competencia. Por tanto, sólo se cubrieron las apariencias para ocultar que, en realidad, eran contratos adjudicados a dedo ilegalmente.

Contratos adjudicados a dedo

Como la subvención debía ejecutarse en un plazo fijado por el Ministerio, la empresa municipal también falseó las fechas en varios contratos: el trabajo fue abonado a la constructora antes de que se hubiera certificado el final de obra, algo que también es ilegal o que puede implicar un delito de falsedad documental. En otros casos, por el contrario, el retraso al abonar la factura ha comportado la pérdida de una parte de la subvención.

La consecuencia de todo ello es que el Ayuntamiento de Chipiona, ahora gobernado por el PP, debe detraer recursos de otros servicios para devolver al Ministerio dos millones de euros de la subvención gastados ilegalmente. Para intentar recuperar este dinero, el Ayuntamiento se ha personado en la causa en la que están imputados la actual portavoz del PSOE de Chipiona, María Naval, el ex alcalde socialista y el ex concejal de Urbanismo.

María Naval
La actual portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Chipiona, La actual portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Chipiona, María Naval (Foto: PSOE).

A preguntas de OKDIARIO, la actual alcaldesa de Chipiona, la popular Isabel Jurado, ha recalcado que aunque el anterior gobierno socialista cometió estas irregularidades en lel procedimiento administrativo, la nave en la que se ubicará el Museo de Rocío Jurado es completamente legal: los terrenos tienen la calificación de equipamiento cultural para uso de museo, según el acuerdo aprobado por el Pleno en 2014.

Sólo falta que Rocío Carrasco firme

Por tanto, no hay ningún impedimento legal para que el Museo de Rocío Jurado pueda abrir sus puertas cuanto antes, cuando se van a cumplir 12 años del fallecimiento de la artista. El único trámite que queda pendiente para ello es la firma de un convenio con su heredera universal, Rocío Carrasco Mohedano, quien ha solicitado examinar todo el expediente antes de tomar una decisión.

El actual equipo de gobierno del PP se ha encargado de acondicionar el Museo (el PSOE ni siquiera había contratado la póliza de seguros, ni había realizado la instalación de emergencias) y ha realizado el inventario de todos los bienes de la artista que se expondrán, que incluyen vestidos, fotografí­as, discos, galardones, un piano y un Mercedes. El Ayuntamiento presentó en la última edición de Fitur un vídeo de promoción del Museo que se convertirá en un gran atractivo turístico para Chipiona.

Temas

Comentar

Últimas noticias