La Plataforma x la Honestidad acusa a la juez del ‘caso Nicolay’ de prevaricadora

Martín Blas
El comisario Marcelino Martín Blas en el centro de la imagen (Foto: OKD).

Desde su página web oficial la Plataforma X la Honestidad (PLxH) ha emprendido una campaña de desprestigio hacia la juez del caso Nicolay. La asociación acusa a la magistrada de prevaricación mientras califica de héroe al policía Rubén Eladio López Martínez, imputado desde octubre pasado por un delito de “retardo en la administración de justicia”.

Muy contrariamente a la postura de la PLxH, un amplio sector de la Policía señala al inspector Rubén Eladio y a su ex jefe y ex comisario de la unidad de Asuntos Internos, Marcelino Martín Blas, como dos de los máximos exponentes de las cloacas de Interior. Ambos aparecen así mismo como los protagonistas principales de la ya conocida como guerra de comisarios.

Los responsables de la Plataforma X la Honestidad, en cambio, en un escrito publicado en su página web arremeten con dureza contra la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid, Pilar Martínez Gamo, a la que responsabilizan de un supuesto retraso en la tramitación de recursos, de impartir justicia a favor de los delincuentes y de castigar a los funcionarios policiales.

La PLxH afirma sin ruborizarse sobre la juez Martínez Gamo: “Se trata de un caso más de cambio de juez en casos de corrupción previo ascenso del juez anterior…., cambios que casualmente vienen acompañados en todos los casos de tomas de medidas a favor de los presuntos delincuentes y en este caso además en contra de los funcionarios de Policía que han cumplido con su obligación”.

La PLxH esgrime en su escrito de manera torticera las causas que han llevado a la asociación a pedir públicamente dinero por medio del sistema crowfunding a través de Internet para contratar a los abogados que defiendan al número dos de Martín Blas, al policía Rubén Eladio.

Según la versión tergiversada de la PLxH, la separación de su cargo del policía Rubén López -la asociación la califica de “degradación“- se debe a una persecución del Ministerio del Interior -señala directamente al ministro Zoido- “por haber destapado las cloacas de Interior, cumpliendo con su obligación“. Además, la Plataforma llega aún más lejos, inventándose una conspiración, al afirmar que “el siguiente paso será la interposición de querellas contra sus personas para desacreditarles en connivencia con los periodistas de la trama”.

La supuesta “trama periodística” es una de las obsesiones de la Plataforma de Ana Garrido Ramos, inducida por los intereses mediáticos del diario podemita Público, propiedad del zar de los medios televisivos, Jaume Roures.

Entregados a Roures

Los directivos de la PLxH, de manera sorprendente, desde la constitución de su asociación se han entregado en los brazos de Público y han unido su suerte con un diario cuyo editor está siendo investigado en Nueva York y Zurich por sobornar a directivos de la FIFA. Algo que colisiona frontalmente con los principios anticorrupción de la PLxH.

La Asociación miente y confunde a sus simpatizantes a quienes piden las donaciones tergiversando la realidad de los hechos, obviando que el policía Rubén Eladio fue apartado de su cargo por la propia magistrada tras comprobar irregularidades policiales en la instrucción de la causa, lo que motivó la imputación del funcionario policial.

Para ilustrar su campaña contra la juez y varios periodistas, la PLxH utiliza la imagen de un policía que, ocultando su identidad con una careta blanca y distorsionando de su voz, participó en el documental producido y realizado por Roures sobre la supuesta Operación Cataluña. El programa sirvió de lanzadera de la campaña a favor del 1-O y del independentismo catalán, promovida por el magnate de Mediapro y Público.

La imagen del policía anónimo, que en el programa de Roures, emitido por la emisora independentista TV3, acusaba de delitos graves a la cúpula policial del Ministerio del Interior, aparece ahora en la campaña de PLxH contra jueces, periodistas y policías. Los responsables de la Plataforma lo relacionan sorprendentemente con el policía Rubén Eladio López, que en su momento también ayudó a los periodistas de Público en la realización del documental. Sin embargo, para no levantar suspicacias, los cerebros de la asociación justifican la presencia del personaje anonymous con una nota a pie de página: “La persona de la imagen no es el funcionario de Policía Rubén López”.

La Plataforma x la Honestidad acusa a la juez del ‘caso Nicolay’ de prevaricadora

Todo este galimatías ha cogido por sorpresa a un amplio sector de la Policía que no entiende cómo un inspector con tan sólo ocho años de antigüedad en el CNP ha podido montar tanto ruido mediático, sobre todo porque siempre se significó como un funcionario mediocre, que fue apartado de los destinos que ocupó.

Las relaciones del agente imputado con Ana Garrido Ramos, la ex trabajadora del Ayuntamiento de Boadilla del Monte que fue testigo de la Fiscalía Anticorrupción en la causa Gürtel y una de las fundadoras de la Plataforma X la Honestidad, se remonta a los primeros meses de la llegada de Rubén Eladio al CNP, cuando ya estaba destinado en la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF). Entonces, Ana Garrido colaboraba con la policía como testigo en las investigaciones sobre la trama de Francisco Correa. La fundadora de la Plataforma y Rubén pronto congeniaron, unidos sobre todo por el odio que ambos profesaban hacia el jefe de la UDEF, el comisario José Luis Olivera, en la actualidad jefe del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO).

Comentar

Últimas noticias