González “compensó” con 12 kilos a la ex nº2 del Barça tras dejarla fuera del ‘pelotazo’ en Brasil

Susana Monje
La exvicepresidenta del FC Barcelona y directiva de Essentium, Susana Monje. (Foto: F.C. Barcelona)
Comentar

Un informe de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) sobre el caso Lezo desvela que Ignacio González compensó a la ex vicepresidenta del Fútbol Club Barcelona, Susana Monje, con un adjudicación de 12 millones de euros como compensación por dejarla fuera del ‘pelotazo’ en Brasil. Tan sólo 24 horas después de la adjudicación del contrato, el ex presidente madrileño organizó un almuerzo con Mnoje en la sede de la Comunidad de Madrid en la Puerta del Sol el 24 de julio de 2014.

Según la UCO, en uno de los dispositivos informáticos intervenidos en el despacho profesional del ex presidente madrileño se ha localizado “un archivo que contiene datos de calendario. Con fecha 24 de julio de 2014 consta una entrada a las 14:30 con la inscripción “Almuerzo Susana Monge+LVMoro” hasta las 15:30.

Los investigadores señalan que dicha anotación “podría hacer referencia a Susana Monje, Presidenta del Grupo Essentium, y a Luis Vicente Moro, en esas fechas ex consejero del grupo. Ese mismo día, a las 17:30 consta la anotación ‘ERodríguez’, pudiendo corresponder dicha anotación a Edmundo Rodríguez Sobrino“.

“Resulta llamativo que el ex presidente de la Comunidad de Madrid hubiera podido mantener sendas citas en el mismo día con éstas personas, ya que en ese momento ya se había realizado la adquisición de Emissao sin que Essentium participase finalmente”.

Existe una coincidencia temporal entre ésta cita y la adjudicación por el Canal de Isabel II del contrato a la mercantil Assignia. Estas circunstancias podrían guardar relación con una de las llamadas intervenidas a lo largo de la presente investigación en la que Edmundo Rodríguez Sobrino da a entender que dicho contrato pudo ser una contraprestación al grupo Essentium-Assignia por haberse quedado fuera del proyecto de adquisición de Emissao” añade la UCO.

“Estas circunstancias concuerdan con la coincidencia de las citas que en un mismo día tuvo el ex presidente de la Comunidad de Madrid con Susana Monje y Luis Vicente Moro y posteriormente con Edmundo Rodríguez Sobrino, en fechas en las que lgnacio González ya no era presidente del CYII, sino Presidente de la CAM” concluyen los investigadores.

Susana Monje, administrador de Essentium-Assignia dimitía como vicepresidenta del Barça en noviembre del pasado año alegando motivos personales. En un comunicado, el F.C. Barcelona agradecía “la extraordinaria labor que ha hecho Susana Monje durante los cinco años que estuvo de tesorera (2010-2015) y el casi año y medio que ha ejercido como vicepresidenta (2015-2016)”.

Agenda de Ignacio González intervenida por la UCO.
Agenda de Ignacio González intervenida por la UCO con la cita de Susana Monje el 24 de julio de 2014 a las 14:30 en la sede de la Comunidad de Madrid en la Puerta del Sol.

Contrato adjudicado a Assignia por el Canal de Isabel II.
Contrato adjudicado a Assignia por el Canal de Isabel II.

El contrato adjudicado a Assignia por 11,9 millones (sin IVA) contemplaba un “proyecto de construcción de suministro de agua de riego con agua reutilizable en el municipio de Rivas Vaciamadrid”. Posteriormente, tras estallar el caso Lezo la Comunidad de Madrid revocaba dicho contrato.

La empresa brasileña Emissao fue adquirida en 2013 por 21 millones de euros, y año y medio después, su valor apenas superaba los 5 millones. La Guardia Civil considera que parte del dinero público para comprar la sociedad se desvió en comisiones.

Ignacio González-Audiencia Nacional
Ignacio González, tras declarar como testigo en la Audiencia Nacional. (Foto: Francisco Toledo)

Essentium “encarecía la operación”

Los investigadores del caso Lezo sostienen que el 3 de abril de 2013 Edmundo Rodríguez Sobrino presentó ante el Consejo de Administración de Canal Extensia un primer proyecto de compra de participaciones de la sociedad brasileña Emissao que consistía en la adquisición del 40% de participaciones de la mercantil por un precio de 15 millones de dólares, siendo las participaciones adquiridas al 50% por Canal Extensia e Inassa.

Otro 40% de participaciones de Emissao sería adquirido por un tercer inversor con el que se firmaría un pacto de accionista que permitiera el control de la empresa, el contenido del acta del consejo no recogió el nombre del inversor, quedándose el 20% restante en manos del socio mayoritario de la sociedad hasta esos momentos Sebastiao Cristovam. La UCO apunta que el tercer inversor “podría ser el grupo empresarial Essentium”.

El 10 de octubre de 2013 se presentó un nuevo proyecto, que fue el que se llevó a cabo, que consistía en la adquisición por parte de Canal Extensia e INASSA del 100% de la mercantil uruguaya Soluciones Andinas, para que ésta adquiriera el 75% de las participaciones de Emissao. “Este proyecto ya no contemplaba la participación de un tercer inversor, Essentium”.

Según Rodríguez Sobrino la participación de Essentium habría generado “una situación gravosa a Inassa y habría incrementado el precio final de la operación”. Por otro lado, el exgerente de Inassa, Diego García Arias declaraba en noviembre que recibió instrucciones de Rodríguez Sobrino, que a su vez las recibía de Ignacio González, de proseguir las negociaciones para la adquisición de Emissao, directamente entre Inassa y Sebastiao Cristovam al vencer en esas fechas un acuerdo de exclusividad que tenía Essentium y éste último para la compra de la sociedad brasileña y/o para la búsqueda de un tercer socio para adquirir dicha sociedad.

García Arias añadió que la decisión de no adquirir la mercantil brasileña junto con Essentium fueron precisamente “las condiciones” que planteó este grupo empresarial, cuya pretensión era hacer frente al pago del accionariado que le daba acceso a Emissao con cargo a futuros dividendos de la sociedad adquirida, siendo esta postura no aceptada por Inassa.

Últimas noticias