Investigación

Trama Púnica

Marjaliza dice que pagó campañas a todos los partidos y niega haber repartido mordidas con Granados

Trama Púnica
El empresario David Marjaliza, presunto cabecilla de la trama Púnica abandonando la prisión de Aranjuez. (Foto: EFE)
0 Comentar

El empresario David Marjaliza, considerado el ‘cerebro de la trama Púnica‘ por los investigadores, ha asegurado ante el juez haber sufragado los gastos de las campañas electorales de “todos los partidos políticos” y niega haberse repartido “gratificaciones” con Francisco Granados.

Marjaliza comparece esta semana en el Juzgado Central de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional encargado de investigar esta trama corrupta. El constructor ha sido citado para aclarar su participación en los amaños de contratos públicos de eficiencia energética de la empresa Cofely, sucritos en más de una decena de ayuntamientos de la Comunidad de Madrid.

Marjaliza ha asegurado que había pagado actos electorales del PP, el PSOE e IU. Es más, explicaba que en la licitación de un concurso de Cofely de 66,2 millones de euros en el Ayuntamiento socialista de Parla en el año 2014, gobernado por José María Fraile, llegó a pagar 500.000 euros en metálico al jefe de gabinete del regidor, Antonio Borrego, en “diez o doce entregas”.

Dichas entregas, según su propio testimonio, tuvieron lugar en sus oficinas ubicadas en la localidad madrileña de Pinto y en varias comidas. El considerado ‘cerebro de la Púnica’ decía desconocer al entonces regidor de Parla, aunque aseguraba que le dijeron que el dinero era “para el partido, para el jefe, para hacer publicidad”. El constructor añadía que la empresa que resultó adjudicataria, Cofely, realizó otra entrega de 200.000 euros a una fundación de la misma localidad.

El empresario también ha repasado otras adjudicaciones sopsechosas conseguidas por Cofely en los ayuntamientos madrileños de Coslada, Valdemoro, Casarrubuelos, Brunete o Móstoles. Según su testimonio, en esta última localidad se pactó una mordida de 400.000 euros con el entonces regidor del PP, Daniel Ortiz, a través de otros concejales.

En su comparecencia, Marjaliza también hacía referencia al exdirigente popular, Francisco Granados. El empresario negaba ante el juez haberse repartido “gratificaciones” con él y aseguraba que en una ocasión el exconsejero de la Comunidad de Madrid habló con él para que enchufara a su hermano en una de sus empresas.

Durante su declaración de este lunes y martes, ha sido preguntado por la Fiscalía Anticorrupción y el resto de acusaciones. Está previsto que la declaración de Marjaliza, que desde hace años ha mostrado su disposición a “colaborar con la justicia”, continúe este jueves en la Audiencia Nacional.

Granados-Marjaliza
Francisco Granados y David Marjaliza en una imagen de archivo.

Varios imputados exculpan a Granados

En las últimas semanas, la instrucción de la trama Púnica se ha reactivado y varios imputados en la causa han comparecido ante el juez Manuel García Castellón en el Juzgado Central de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional. Muchos de estos testimonios ha coincidido en un punto, exonerar de responsabilidad y culpabilidad a Francisco Granados en los hechos investigados.

En las últimas semanas, dos directivos de la empresa Laboratorio de Almagro, investigada por la presunta financiación ilegal del PP en Púnica, exculpaban a Granados. Los empresarios señalaban al exgerente del PP madrileño, Beltrán Gutiérrez, y al exconsejero, Borja Sarasola, como responsables de la gestión y de las facturas de los actos de campaña electoral de las elecciones autonómicas del año 2011 investigadas.

Por otro lado, en la denominada pieza Arpegio, en la que se investigan presuntas comisiones cobradas supuestamente por Granados procedentes de la empresa gestora del suelo de la Comunidad de Madrid y del Plan Regional de Inversiones de Madrid, conocido como Plan Prisma, se repetían los testimonios favorables hacia los intereses de Granados.

El exviceconsejero de Medioambiente, Miguel Ángel Ruiz, también quitaba responsabilidad a Granados en esta cuestión asegurando que él se limitaba a despachar con el exconsejero y actual senador popular, Jaime González Taboada. De hecho, Granados sólo nombró a 1 de los 11 responsables de la empresa pública, Arpegio, imputados.

El próximo 14 de noviembre, Francisco Granados se enfrentará a su primer juicio de la trama Púnica, conocido como caso Talamino, sobre el supuesto chivatazo de un Guardia Civil. Mientras, la defensa del exdirigente popular ha solicitado al juez que cite a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes y a sus antecesores en el cargo, Ignacio González y Esperanza Aguirre, en calidad de investigados por la financiación ilegal del PP madrileño en las campañas electorales de 2007 y 2011.

Tal y como avanzaba este diario, también se pedía la imputación del actual consejero de Asuntos Sociales, Carlos Izquierdo; de las exconsejeras de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar, Anabel Mariño, Beatriz Elorriaga y Gádor Ongil; de los exconsejeros regionales, Borja Sarasola, José Ignacio Echeverría y Mariano Zabía, y por último, del exgerente del PP de Madrid, Beltrán Gutiérrez.

Francisco Granados, Ignacio González y Esperanza Aguirre en la Asamblea de Madrid.
Francisco Granados, Ignacio González y Esperanza Aguirre en la Asamblea de Madrid.

Últimas noticias

Lo más vendido