Investigación

Estado Islámico señala la Sagrada Familia y presume de haber herido a 120 “judíos y cruzados”

0 Comentar

Justo una semana después de los atentados de Barcelona y Cambrils, Estado Islámico (ISIS) presume de esta actuación criminal ejecutada por la célula yihadista de Ripoll que lideraba el imán Abdelbaki Es Satty.

En el último número de su publicación propagandística al-Naba, Estado Islámico (ISIS) distribuye una imagen de la Sagrada Familia, en la que presume de haber logrado herir a 120 “judíos y cruzados” en una “operación bendecida”.

La Sagrada Familia era presuntamente el gran objetivo contra el que el comando de Ripoll quería utilizar los explosivos que estaba fabricando en el chalé de Alcanar (Tarragona), que voló por los aires 15 horas antes del atentado de Las Ramblas.

Sagrada Familia
Imagen de la Sagrada Familia en el último número de la revista propagandística del ISIS al-Naba.

El imán de Ripoll y principal cerebro de los atentados, Abdelbaki Es Satty, murió cuando estaba manipulando los explosivos del chalé de Alcanar, donde la banda había llegado a almacenar 105 bombonas de gas.

Este contratiempo fue precisamente el que llevó a los cuatro pares de hermanos musulmanes de Ripoll, a los que el imán había adoctrinado, a llevar a cabo un plan b a la desesperada: primero el atropello de decenas de personas en las Ramblas, con la furgoneta que conducía Younes Abouyaaqoub, y luego el ataque con armas blancas en Cambrils, donde cinco de los terroristas fueron abatidos por los Mossos.

Pese a los numerosos indicios hallados en el chalé de Alcanar que explotó,  los Mossos no lograron atar cabos y no pudieron detener la acción sangrienta llevaba a cabo por la célula yihadista en Las Ramblas. El saldo final han sido 15 personas asesinadas y 120 heridos, además de los cinco terroristas que fueron abatidos en Cambrils.

Como ha informado OKDIARIO, el imán de Ripoll ya fue investigado en 2006 en la Operación Chacal ordenada por la Audiencia Nacional. Sin embargo, el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona Jaume Asens, que defendía al jefe de la célula yihadista de Vilanova i la Geltrú, logró que el Tribunal Supremo anulara la causa y absolviera a todos los acusados alegando que los pinchazos telefónicos realizados por la Guardia Civil fueron irregulares.

Últimas noticias

Lo más vendido