Investigación

Podemos usa a un policía acusado de estar a sueldo del mafioso encarcelado Cursach para atacar a Inda

Cursach
El ex policía Antoni Mesquida, el mafioso Tolo Cursach y el secretario de Organización de Podemos Pablo Echenique.
Comentar

El diario podemita Público y el secretario de Organización de Podemos Pablo Echenique han utilizado el testimonio de un policía acusado de estar a sueldo del gran capo de la mafia de Mallorca, Tolo Cursach, para atacar al director de OKDIARIO, Eduardo Inda.

El periódico digital del millonario Jaume Roures asegura que Inda presionó en 2007 al entonces teniente de alcalde del Ayuntamiento de Palma, Álvaro Gijón, para que destituyera a Antoni Mesquida como jefe de la Patrulla Verde de la Policía Local de Palma.

El diario podemita se hacía eco así de una noticia publicada por el periódico Última Hora del editor Pedro Serra, según la cual se trataba de una represalia porque Mesquida había enviado a un celador a inspeccionar las obras que el periodista había realizado en su vivienda de “la barriada de Son Ximelis”, en Palma de Mallorca.

Pero la noticia es tan inconsistente que Eduardo Inda jamás ha vivido ni ha tenido una casa en Son Ximelis, una zona de Palma similar a las 3.000 viviendas de Sevilla, el barrio de La Mina en Barcelona o lo que representaba, hace más de 30 años, el barrio de Orcasitas en Madrid.

La mafia policial de Palma

Durante los años que residió en Mallorca como director del diario El Mundo en Baleares, Inda jamás fue sancionado por realizar cualquier tipo de obras ilegales. Por otro lado, el periodista tampoco conoce personalmente ni ha cruzado jamás una palabra con el ex concejal del Ayuntamiento de Palma Álvaro Gijón. Público no da una.

Pero además, el diario podemita Público ha intentado atacar a Inda utilizando el testimonio de un subinspector de la Policía Local de Palma de dudosa credibilidad, ya que aparece implicado en la causa abierta en el Juzgado de Instrucción número 12 de Palma sobre la mafia policial de la isla dirigida por el empresario discotequero Tolo Cursach.

Según el sumario que instruye el juez Manuel Penalva, varios testigos han declarado que Antoni Mesquida recibió “regalos, prebendas y dinero” del capo de la mafia mallorquina y presunto homicida Tolo Cursach, a cambio de hacer desaparecer los expedientes y sanciones que la Policía Local instruían contra sus establecimientos.

Un auto dictado por el juez Penalva el pasado mes de marzo recoge otro testimonio según el cual Mesquida “no tenían escrúpulos y prescindía de los miembros [de la Patrulla Verde] que hacían su trabajo con honestidad y ello era para manejar las inspecciones en los locales de manera arbitraria y sobre todo para beneficiar al Grupo Cursach”.

El magistrado ordenó en el mismo auto el ingreso en prisión del principal magnate del ocio nocturno de Mallorca, el empresario Tolo Cursach, propietario de las discotecas Tito’s y Pachá del Paseo Marítimo de Palma, de la discoteca BCM de Calvià y ex accionista mayoritario del RCF Mallorca. También es dueño del complejo de ocio Megapark del Arenal y el gimnasio Megasport.

Pagaba con favores sexuales

El empresario discotequero está acusado de los presuntos delitos de pertenencia a organización criminal, corrupción de menores, homicidio, cohecho, extorsión, amenazas, coacciones, uso de información privilegiada, delito contra la Hacienda pública y contra el derecho de los trabajadores, blanqueo de capitales, tráfico de influencias, falsedad documental, estafa procesal, aportación de documentos falsos en juicio y tenencia ilícita de armas.

Según el sumario, Tolo Cursach sobornaba con dinero, regalos y favores sexuales de prostitutas a mandos policiales y políticos de la isla para garantizar protección a sus establecimientos e intimidar, con inspecciones y sanciones, a los negocios de la competencia.

En la causa están imputados decenas de mandos policiales y agentes de las Policías Locales de Palma y Calvià. También políticos como el ex secretario general del PP de Baleares y ex delegado del Gobierno en las Islas José María Rodríguez, y el ex concejal del PP Álvaro Gijón. Siempre según el sumario judicial, el ex jefe de la Patrulla Verde de Palma Antoni Mesquida también se habría beneficiado de favores del capo del ocio nocturno de la isla.

Cursach
Auto en el que el juez Manuel Penalba menciona algunas de las acusaciones contra Antoni Mesquida.

Citando la declaración de un testigo, el auto dictado por el juez Penalva en marzo afirma literalmente que Antoni Mesquida “se encargaba de hacer desaparecer las denuncias contra el Grupo Cursach. Incluso una vez que dejó de ostentar la Jefatura de dicha Unidad, fue trasladado de nuevo a la Playa de Palma durante un tiempo, posiblemente como consecuencia de las presiones ejercidas por Cursach, para continuar con la misma labor de cooperación y connivencia con este grupo criminal y pseudomafioso“.

El diario podemita Público ha pretendido ahora utilizar a este ex agente de Policía Local acusado de corrupción para atacar a Eduardo Inda, quien durante su etapa como director del diario El Mundo/El Día en Baleares fue el primer periodista que investigó y denunció los turbios negocios del capo de la mafia mallorquina y presunto homicida Tolo Cursach.

Últimas noticias