Edmundo Rodríguez reconoce que Ignacio González “tiene dinerillo b” en el extranjero

Edmundo Rodríguez
Edmundo Rodríguez detenido por la Guardia Civil. EFE
Comentar

Antes de ordenar su ingreso en prisión, el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha acumulado indicios sobre el cobro de comisiones ilegales por parte del ex presidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González.

La principal evidencia se refiere al pago de una comisión de 1,4 millones de euros por parte del ejecutivo de OHL Javier López Madrid en una cuenta suiza, a cambio de la adjudicación de las obras del tren que debía unir Móstoles y Navalcarnero. El tren nunca ha llegado a circular, pero la obra acumula ya un agujero de 300 millones de euros.

El auto por el que el juez ordena el ingreso en prisión sin fianza de Ignacio González también alude a las conversaciones telefónicas intervenidas a los principales imputados. En una de ellas, el que era presidente de la filial del Canal de Isabel II para Latinoamérica, Edmundo Rodríguez Sobrino, afirma que González tiene “dinerillo b”, en alusión al dinero negro que había ocultado a través de testaferros y sociedades interpuestas.

Salió en los Papeles de Panamá

El propio Rodríguez Sobrino ocultaba dinero en el extranjero y se acogió a la amnistía fiscal de 2012 para regularizar 400.000 euros. De hecho, fue despedido por la Comunidad de Madrid como presidente de Inassa cuando su nombre apareció en los Papeles de Panamá.

El juez de la Audiencia Nacional ha decretado prisión eludible con fianza de 4 millones de euros para el hermano de Ignacio González, Pablo González, alto directivo de Mercasa, donde el juez José de la Mata investiga otra trama de pago de sobornos y comisiones en países como Angola, Venezuela y la República Dominicana.

En cuanto al empresario Javier López Madrid, ha quedado en libertad bajo fianza de 100.000 euros. El yerno del constructor Juan Miguel Villar Mir ya fue imputado tras acreditarse que financió ilegalmente al PP de Madrid.

Últimas noticias