Investigación

“Roca me ofreció 3 millones a través de dos testaferros por librar a la infanta del banquillo”

Miguel Bernad en el momento de su detención. (Foto: EFE)

“Mi detención e ingreso en prisión es una operación de las cloacas del Estado para desprestigiarnos y expulsarnos del procedimiento judicial contra la infanta”, afirma el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, es una carta dirigida a OKDIARIO desde el centro penitenciario de Navalcarnero.

En su misiva, Bernad niega rotundamente que haya pedido nunca dinero a cambio de retirar la acusación contra la infanta Cristina en el juicio del caso Urdangarin.

Por el contrario, sostiene que fue el abogado de la infanta, Miquel Roca i Junyent, quien a través de dos testaferros le hizo llegar una oferta de “entre dos y tres millones de euros” por librar a la infanta del banquillo.

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ordenó el pasado 18 de abril el ingreso en prisión provisional de Miguel Bernad y el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, a los que acusa de los presuntos delitos de extorsión, amenazas y pertenencia a organización criminal.

miguel-bernad-manos-limpias
Carta manuscrita dirigida por el presidente de Manos Limpias a la redacción de OKDIARIO.

El juez instructor sostiene que Pineda reclamó 3 millones de euros a la Fundación La Caixa y el Banco Sabadell, a cambio de mediar para que Manos Limpias retirara la acusación contra la infanta Cristina, que está imputada como cooperadora necesaria en dos delitos fiscales cometidos por su marido, Iñaki Urdangarin.

En su carta manuscrita a OKDIARIO, Bernad afirma que nunca autorizó a Luis Pineda a pedir dinero en nombre de Manos Limpias. Y se muestra convencido de que la acusación del juez Pedraz contra su sindicato responde a una operación para desprestigiar a Manos Limpias y librar a la infanta del banquillo.

El intrigante y sinuoso Miquel Roca“, indica Miguel Bernad en su carta, “me hizo llegar a través de dos testaferros una oferta de 2-3 millones de euros” para que Manos Limpias retirara la acusación popular en el caso Urdangarin. “Me di cuenta de la trampa y puse este hecho en conocimiento de un notario de Madrid”, explica.

Miguel Bernad sí reconoce haber tenido “contacto directo” con el presidente de La Caixa, Isidro Fainé, quien “si fuera preciso testificará que nunca le pedí absolutamente nada”.

Un acuerdo para “preservar la Monarquía”

Fuentes próximas a Manos Limpias han explicado a OKDIARIO que Bernad se reunió con Faine en la sede central de La Caixa en Barcelona en torno al pasado mes de noviembre.

Fruto de estos contactos, se elaboró un borrador de acuerdo por el que Manos Limpias se comprometía a retirar la acusación contra la infanta sin ninguna contraprestación económica, únicamente “para preservar la Monarquía”, señalan las mismas fuentes.

El borrador se encuentra en el correo electrónico de un ordenador que fue intervenido durante el registro, ordenado por el juez Pedraz, de la sede de Manos Limpias.

La defensa de Miguel Bernad esgrimirá este documento como prueba de descargo y pedirá que Fainé declare ante el juez Pedraz para aclarar el contenido de su reunión con el secretario de Manos Limpias.

Una “película de ciencia ficción”

“La estrategia de Miquel Roca de manifestar que fue él quien recibió la oferta [económica] queda desmontada con el acta ante el notario de Madrid y el testimonio que pueda aportar Isidro Fainé”, afirma Miguel Bernad en su carta dirigida a OKDIARIO.

Bernad califica de “película de ciencia ficción” la acusación que se ha urdido contra él: “Todo lo ocurrido es un plan ideado por las cloacas del Estado para exterminar a la organización Manos Limpias, que ha puesto en evidencia la corrupción del sistema”, insiste.

Y añade en su escrito: “Se han utilizado las instituciones del Estado, el CNI, la UDEF, la Fiscalía y el medio cortesano de La Zarzuela, el periódico ABC, para desprestigiar al sindicato Manos Limpias, criminalizarlo y expulsarlo del procedimiento contra la infanta”.

Según el auto dictado por el juez Santiago Pedraz, el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, telefoneó al director general de la Fundación La Caixa (el pasado 29 de febrero) y al subdirector de la asesoría jurídica del Banco Sabadell,  Gonzalo Barettino Coloma (el 14 de marzo), a los que ofreció su mediación para lograr que Manos Limpias retirara la acusación contra la infanta.

Tardó 6 meses en denunciar la coacción

Dos semanas después, el 29 de marzo, Barettino acudió por iniciativa propia a declarar ante la Policía Nacional y relató que, seis meses antes, Miguel Bernad le había pedido una ayuda económica de 2 millones de euros para una empresa, a cambio de retirar los cargos contra la infanta Critina.

Es decir, que el subdirector de la asesoría jurídica del Banco Sabadell (de cuyo consejo de administración es secretario el abogado de la infanta, Miquel Roca) tardó seis meses en denunciar este presunto intento de coacción.

Al día siguiente, el 30 de marzo,  Gonzalo Barettino acudió de nuevo a la Policía, esta vez acompañado por el propio Miquel Roca, y aseguró que Luis Pineda le había pedido 3 millones de euros a cambio de que Manos Limpias retirara los cargos contra la infanta.

Al respecto, Miguel Bernad indica en su misiva a OKDIARIO: “Desconozco las relaciones de Luis Pineda con los directivos del Banco Sabadell. Yo no conozco a nadie del citado banco y tampoco he tenido la más mínima relación. Si Luis Pineda les ha formulado [alguna] propuesta en nombre de Manos Limpias, lo habrá efectuado por su cuenta y riesgo“.

El presidente de Unicaja y los ERE

En su auto, el juez Santiago Pedraz también expone que Ausbanc cobró de Unicaja un millón de euros a cambio de mediar para que Manos Limpias retirara la acusación contra el presidente de la caja de ahorros, Braulio Medel, en el caso de los ERE de Andalucía.

En este sentido, Miguel Bernad afirma que sus relaciones con el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, han sido “puntuales” y se han centrado en cuestiones como la imputación del ex presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa.

“Ni Manos Limpias ni Miguel Bernad han tenido la más mínima relación con Unicaja o con su presidente”, afirma Bernad desde el centro penitenciario de Navalcarnero. Si Manos Limpias pidió la desimputación de Braulio Medel, añade, fue porque “en su interrogatorio ante la Fiscalía demostró su nula participación en los ERE”.

“Me consta la relación desde hace años entre Braulio Medel y Luis Pineda”, añade, “pero sus acuerdos económicos vía publicidad son cosa de ellos. Ni Manos Limpias ni Miguel Bernad se han beneficiado de los acuerdos económicos que puedan tener Unicaja y Luis Pineda“.

Últimas noticias