Inaugurada la embajada de EEUU en Jerusalén, mientras la terrorista Hamas provoca una matanza en Gaza

El presidente de EEUU, Donald Trump celebra la amistad de su país con Israel.
Comentar

Estados Unidos ha inaugurado oficialmente su embajada en Jerusalén este lunes en una ceremonia que ha incluido un video del presidente estadounidense, Donald Trump, quien ha dicho que Estados Unidos sigue comprometido con alcanzar una paz duradera en Oriente Próximo, aunque el traslado de su embajada en Israel desde Tel Aviv a Jerusalén haya provocado indignación.

La ceremonia de inauguración de la embajada de Estados Unidos en Israel se ha celebrado en presencia de cientos de responsables estadounidenses e israelíes, constataron periodistas de la AFP. “Nuestra mayor esperanza es la de la paz. Estados Unidos sigue plenamente comprometido para facilitar un acuerdo de paz duradero“, ha declarado en el mensaje de video destinado a los participantes en la ceremonia de inauguración de la embajada.

Esta inauguración cumple una de las promesas más polémicas de la política exterior de Trump, ignorando la reprobación internacional y la indignación palestina. El acto coincide con la jornada más mortal del conflicto palestino-israelí desde 2014. Al menos 41 manifestantes palestinos han muerto por disparos israelíes en protestas en la Franja de Gaza.

“Hoy cumplimos una promesa hecha al pueblo estadounidense y le damos a Israel el mismo derecho que a cualquier otro país, el derecho de designar su capital”, declaró el embajador de Estados Unidos, David Friedman, al inicio de la ceremonia.

El Primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha agradecido al presidente Trump, que según él “ha hecho historia” al trasladar la embajada de Estados Unidos en Israel de Tel Aviv a Jerusalén.

“Éste es un momento histórico. Presidente Trump, al reconocer lo que pertenece a la historia, usted hizo historia“, dijo Netanyahu en la ceremonia de inauguración de la misión diplomática.

Hamas provoca y los palestinos mueren

El grupo terrorista Hamas, que gobierna Gaza desde 2007, ha convocado para este lunes la culminación de la “entrada masiva” de palestinos de manera ilegal en territorio israelí, la llamada ‘Marcha del retorno’, basada en que este martes se conmemora la Nakba, o “desastre” de la fundación de Israel. Hace 70 años, unos 700.000 palestinos salieron de sus territorios cuando los países árabes no aceptaron la resolución de lla ONU que marcaba la fundación de dos Estados en el territorio hasta ese momento administrado por reino Unido.

Este lunes, al menos 41 palestinos han muerto en los altercados organizados por la islamista Hamas, lanzando piedras, cócteles molotov y neumáticos incendiados sobre los agentes de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) en la verja que separa Gaza de territorio israelí.

Además, según se ha sabido a última hora, bombardeos israelíes sobre Gaza han lanzado ataques contra objetivos de Hamas, según fuentes las FDI. “El bombardeo se efectuó en represalia por las acciones violentas de Hamas en las últimas horas“, ha precisado el Ejército en un comunicado.

Mogherini llama a la “máxima moderación”

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, llamó este lunes a la “máxima moderación para evitar más pérdidas de vidas humanas” en la Franja de Gaza, donde al menos 41 palestinos murieron en protestas contra la inauguración de la embajada estadounidense en Jerusalén, reprimidas a fuego por soldados israelíes.

“Decenas de palestinos, incluidos niños, murieron y cientos resultaron heridos a causa de los disparos israelíes”, indicó en un comunicado Mogherini, quien urgió a Israel a respetar “el derecho a la protesta pacífica”, y al movimiento islamista palestino Hamas a “asegurarse” de que las manifestaciones “sigan siendo estrictamente no violentas”.

Amnistía Internacional señala a Israel

La organización Amnistía Internacional (AI) ha vuelto a señalar a Israel como responsable de los sucesos, olvidando la convocatoria del grupo terrorista, y ha exigido al Gobierno de la única democracia de la región que acabe “inmediatamente” con la “represión a tiros”, que ha calificado de “abominable violación” de los derechos humanos.

Muchas de las víctimas “registran heridas en la cabeza y el pecho […] con munición real”, ha lamentado la OMG con sede en Londres, sobre la represión de las protestas contra el traslado de la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén.

La embajada estadounidense en Jerusalén ha sido inaugurada este lunes, y significa que Washington reconoce de facto que la capital de Israel es esta ciudad, una reivindicación israelí no reconocida por las resoluciones de la ONU y la mayoría de la comunidad internacional. Si bien, el derecho internacional no dice nada de que una capital deba o no ser reconocida por el resto de Estados.

“Es otro ejemplo horroroso del uso excesivo de la fuerza del ejército israelí y de munición real de un modo deplorable”, dijo en el comunicado de Amnistía Philip Luther, director de la organización para Medio Oriente y norte de África. “Aunque algunos manifestantes han recurrido a algún tipo de violencia, esto no justifica el uso de munición real”, concluyó Luther.

Últimas noticias