Radicales islamislas destruyen siete aviones rusos en el peor ataque contra las tropas de Putin en Siria

aviones rusos
Modelo de caza ruso Su-35, uno de los aviones afectados por el ataque de radicales islamistas en Siria.
Comentar

Al menos siete aviones militares rusos han sido destruidos por un supuesto ataque rebelde contra la base aérea de Hmeymim, en el que sería la acción más destructiva contra equipos de Rusia desde que este país inició su ofensiva en Siria en septiembre de 2015.

Dos fuentes citadas por el periódico Kommersant han confirmado este ataque, atribuido a “islamistas radicales”. Diez militares rusos han resultado heridos, mientras que han quedado seriamente dañados cuatro bombarderos Su-24, dos cazas Su-35S y un avión de transporte An-72.


El Ministerio de Defensa ha rehusado pronunciarse, aunque horas antes sí que había reconocido la muerte de dos pilotos por el accidente de un helicóptero Mi-24 en Siria el 31 de diciembre.

El mes pasado, Rusia comenzó a establecer una presencia permanente en Hmeymim y una base naval en Tartús a pesar de que el presidente, Vladimir Putin, ordenó un “significativo” repliegue de tropas tras celebrar los últimos avances militares en favor del régimen de Bashar al Assad.

Últimas noticias