Oriente Próximo

Kirkuk se adhiere al referéndum de independencia del Kurdistán iraquí e Irán reacciona amenazante

Kurdistán
Bahram Ghasemi, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán.
0 Comentar

La provincia de Kirkuk, fronteriza con el Kurdistán iraquí y de etnia mixta, ha decidido adherirse al referéndum de independencia convocado en la vecina región para el próximo 25 de septiembre. Esta decisión ha provocado la airada reacción de Irán, cuyo régimen islámico interviene desde hace un par de años en ayuda del Estado iraquí para ganar la guerra que libra contra los terroristas del ISIS.

El Kurdistán goza de una autonomía muy similar a la independencia desde la caída de Sadam Husein en Irak. Es lo que más se parece a un Estado propio en toda la historia del pueblo kurdo, cuyas comunidades han permanecido esparcidas y sojuzgadas entre Turquía, Siria, Irak e Irán.

Ninguno de los gobiernos de estos países reconoce el referéndum como vinculante, ni siquiera lo hace Naciones Unidas. Y que Kirkuk, cuya población viene de diferentes etnias —kurdas, árabes y turcomanas—, pretenda unirse a esta secesión puede ocasionar desequilibrios inesperados en la zona.

Kurdistán
La región de Kirkuk y la autónoma del Kurdistán iraquí, entre los países con poblaciones kurdas. (clic para ampliar)

De hecho fueron los peshmergas —combatientes kurdos iraquíes— los que retomaron la ciudad de Tikrit de manos del autodenominado Estado Islámico. Se izaron banderas del Kurdistán iraquí en edificios oficiales y comenzó una especie de prevalencia de la influencia kurda en la política regional.

Ahora, Irán ha advertido este miércoles a la provincia iraquí sobre su eventual participación en el referéndum sobre la independencia del Kurdistán iraquí afirmando que sería “provocativa e inaceptable”.

El Consejo provincial de Kirkuk no es autónomo como el del Kurdistán. Situada en el norte de Irak, la provincia cuenta con poblaciones sobre todo kurdas, árabes y turcomanas, depende del gobierno federal de Bagdad y no forma parte de la región actual del Kurdistán iraquí.

Aun así, votó este martes a favor de una participación en el referéndum, una decisión denunciada como ilegal y anticonstitucional por el Gobierno.

Los resultados de ese referéndum no son vinculantes, en teoría. Pero la legitimación que le daría a los políticos kurdos para forzar el inicio de un proceso independentista es incalculable. Tanto como evidente que influiría en las comunidades kurdas hermanas en Siria, Turquía e Irán.

Estos tres Estados están implicados de manera directa en la guerra de múltiples frentes que se libra en la región, de la que previsiblemente saldrá un nuevo equilibrio de fuerzas. Y los kurdos no se quieren quedar —una vez más— atrás y olvidados.

El consejo de Kirkuk […] tomó una mala decisión, es una provocación y es inaceptable”, afirmó el ministerio de Relaciones Exteriores iraní en un comunicado, calificando este referéndum de “peligroso”.

Esto “no permite […] solucionar los problemas que existen y afectará a las capacidades y al poder nacional de Irak para prolongar las victorias de este país frente al terrorismo“, consideró el portavoz del ministerio, Bahram Ghasemi, citado en el comunicado.

“La República Islámica de Irán advierte contra esta mala decisión que constituye una flagrante violación a la integridad territorial y de la soberanía nacional de Irak y recalca una vez más que […] cualquier medida que cree nuevas crisis en la región y en las fronteras de los vecinos de Irak será intolerable“, agrega.

Últimas noticias

Lo más vendido