Oriente Próximo

La única familia civil que vivía donde explotó la bomba fue evacuada

Imagen de un ataque aéreo sobre Afganistán en 2011 (Foto: AFP)
0 Comentar

El Ejército afgano ha informado de que la bomba MOAB que arrojó ayer Estados Unidos en el este del país — la mayor de naturaleza no nuclear jamás lanzada en combate — no ha causado víctimas entre la población civil de Nangarhar, según ha declarado el portavoz local de las Fuerzas Armadas, Jawed Saleem a la cadena nacional TOLO News.

La bomba, cargada con 11.000 kilos de explosivo TNT de alta potencia, detonó entre dos montañas de Mohmand Dara (en Achin), donde los yihadistas de Estado Islámico llevaban meses empleando un sistema de cuevas y túneles para resguardarse de ataques aéreos.

En el lugar solo se encontraba una familia civil y fue evacuada antes del ataque. Por lo que respecta a los combatientes de Estado Islámico, el Ejército estima que entre 40 y 70 yihadistas se encontraban resguardados en las cuevas en los instantes previos al ataque. En torno a 35 yihadistas habrían muerto por la gigantesca explosión, según las primeras informaciones que baraja el Gobierno afgano.

Entre ellos podrían encontrarse una veintena de combatientes procedentes del estado indio de Kerala, según fuentes de los servicios de Inteligencia de India a la cadena NDTV, que habrían viajado a Afganistán para luchar junto a los yihadistas.

Últimas noticias