Europa

Theresa May convoca elecciones en Reino Unido para el 8 de junio

Aprovechando el tirón del Brexit, el cumplimiento de la voluntad expresada por los ciudadanos británicos justo un año antes, la primera ministra de Reino unido, Theresa May, ha decidido convocar elecciones generales para el próximo 8 de junio, en una inusual comparecencia frente a su residencia en el número 10 de Downing Street.

La ‘premier’ conservadora aprovecha, además, el momento de extrema debilidad de todos los partidos de la oposición, con un líder laborista, Jeremy Corbyn, radicalizado y cuestionado por sus propios votantes; los liberal-demócratas descabezados y el Ukip en horas bajas tras la huida de Nigel Farage tras cumplir su ‘misión’ de sacar a su país de la Unión Europea.

El anuncio debe ser refrendado por el Parlamento de Westminster, donde los conservadores de May tienen mayoría absoluta, lo que facilitará sin duda el refrendo del llamamiento de la primera ministra. Es más, el líder laborista, Jeremy Corbyn, ya ha anunciado que pedirá a sus parlamentarios que voten a favor de la convocatoria electoral.

La primera ministra pretende reforzar su posición de liderazgo en el partido y adquirir un mandato completo de cuatro años para poder afrontar las negociaciones con Bruselas en posición firme y con tiempo de que éstas, eventualmente, se alarguen, según los analistas.

De hecho, en su comparecencia, May ha citado éstas como las razones principales de su convocatoria sorpresiva: “Necesitamos esta llamada a las urnas para asegurar un liderazgo fuerte y estable que el país necesita para afrontar las negociaciones del Brexit y lo que venga después”. Según May, su Gobierno si renueva, tomará decisiones “a largo plazo” en lo que ella ya ha bautizado como “un ‘Plan para una Gran Bretaña más Fuerte’ para asegurar el futuro”.

Comienza la campaña en Downing Street

Además, la actual inquilina del 10 de Downing Street, conocedora de su indiscutible poder, ha comenzado a hacer campaña frente a la puerta más famosa de Londres: “Cada voto para Theresa May y el Partido Conservador servirá para fortalecer la posición británica en las negociaciones con Bruselas”. Y ha concluido dejando caer que la elección que deberán hacer los británicos será entre “un liderazgo fuerte y estable”, el suyo, y una “débil coalición” con Corbyn al mando.

May solicitó formalmente a la Unión Europea el inicio de las conversaciones para el Brexit el pasado 29 de marzo, después de que los británicos decidieran en el referéndum del 23 de junio de 2016 por un 52% que querían abandonar el bloque.

Desde el Gobierno May, se había descartado en todo momento la convocatoria de elecciones anticipadas previas a la siguiente cita con las urnas, prevista para 2020.

Las comparecencias frente a Downing Street suelen reservarse para hacer grandes anuncios. May solo había hablado desde aquí tras suceder a David Cameron como primer ministro, mientras que éste hizo desde aquí el anuncio de su renuncia tras el fracaso del referéndum sobre el Brexit.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies

x
¿Te gusta?