Derriban una estatua en honor a soldados confederados en la Universidad de Carolina del Norte

La estatua en honor a los soldados confederados derribada en la Universidad de Carolina del Norte. Foto: Twitter
La estatua en honor a los soldados confederados derribada en la Universidad de Carolina del Norte. Foto: Twitter
Comentar

Varios manifestantes han derribado este lunes una estatua de un soldado confederado en el campus de la Universidad de Carolina del Norte, el último movimiento para desmantelar símbolos de la Guerra Civil en medio de un feroz debate sobre la raza y el legado de la esclavitud en Estados Unidos.

Alrededor de 300 manifestantes se han reunido frente Silent Sam, un monumento a los soldados confederados asesinados durante la Guerra Civil. Tras dos horas de protestas, la estatua que lleva en el campus de Chapel Hill desde 1913, ha sido derribada, según han informado medios locales.

Los manifestantes han tirado la estatua con una cuerda y han echado tierra sobre ella, según los medios. La estatua estaba boca abajo en el barro con tierra en la parte posterior de la cabeza y espalda.

“Las acciones de esta noche han sido peligrosas y somos muy afortunados de que nadie haya resultado herido”, ha señalado la universidad en un comunicado publicado en la red social Twitter. “Estamos investigando el vandalismo y evaluando la magnitud del daño”, ha aseverado.

Policías custodian el pedestal ya vacío donde estaba la estatua en memoria de los soldados confederados de la Universidad de Carolina del Norte. Foto: Twitter
Policías custodian el pedestal ya vacío donde estaba la estatua en memoria de los soldados confederados de la Universidad de Carolina del Norte. Foto: Twitter

Los esfuerzos de grupos defensores de derechos civiles y otros para eliminar monumentos confederados como Silent Sam han cobrado impulso desde hace tres años después de que el supremacista blanco reconocido Dylann Roof asesinara a nueva afroamericanos en una iglesia en Charleston, en el estado norteamericano de Carolina del Sur. Desde entonces, más de 110 símbolos de la Confederación han sido eliminados en todo el país, con más de 1.700 que continúan en pie, según el Southern Poverty Law Center.

Muchos estadounidenses ven las estatuas como símbolos de racismo y glorificaciones de la defensa de la esclavitud por parte de los estados sureños en la Guerra Civil, pero otros las consideran símbolos importantes de la historia de Estados Unidos.

Últimas noticias