Trump bromea en una cena con la prensa: “A ver si la próxima en renunciar va a ser Melania”

Donald Trump
Melania y Donald Trump, bajando del Air Force One. (AFP)
Comentar

El presidente Donald Trump intercambió bromas con el cuerpo de periodistas que cubre la Casa Blanca, durante la cena anual Gridiron Club, en Washington, con políticos y representantes de medios, a los que suele dedicar sus críticas.

Durante la cena de uno de los más prestigiosos clubes de la prensa estadounidense, el mandatario dio rienda suelta a comentarios sobre temas como Corea del Norte y su equipo en la Casa Blanca.

En un tono jovial, Trump dijo que no descartaba un diálogo directo con Kim Jong-Un, aunque advirtió que el líder norcoreano podría enfrentar “el riesgo de tratar con un loco”.

Ante una audiencia que calificó de “gente de calidad”, el presidente destacó “otra semana tranquila en la Casa Blanca”, no obstante la renuncia de Hope Hicks —una de sus más cercanas colaboradoras— al cargo de directora de Comunicaciones de la Casa Blanca.

En la semana, el estado de Nueva York también pidió a tres bancos información sobre sus relaciones con las empresas inmobiliarias de la familia de Jared Kushner, el yerno del mandatario, y hubo nuevas revelaciones en la investigación de su campaña electoral.

“Finalmente está funcionando como una maquinaria bien calibrada”, dijo. “Me gusta la rotación. Me gusta el caos. Realmente es bueno”.

Bromeando sobre quién podría ser el próximo en renunciar al gabinete, se preguntó si sería su propia esposa Melania. “En realidad está pasando un gran momento”, opinó.

Kushner, quien recientemente perdió su acceso a la información confidencial más sensible de la Casa Blanca, llegaba tarde a la cena “porque Jared no pudo pasar la seguridad”, volvió a bromear.

Trump asistió por primera vez a esta cena luego de que el año pasado desplantara la gala de Gridiron, así como la cena de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca.

El presidente también defendió su reciente y controversial decisión de imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio, argumentando que ayudarán a las “industrias moribundas”.

Pero por el contrario, afirmó que puede ser muy tarde para los “medios impresos”.

Últimas noticias