Estados Unidos

El próximo Fiscal General de Trump asegura que le dirá ‘no’ “si se sobrepasa”

Jeff Sesions, próximo secretario de Justicia en Estados Unidos (Foto: AFP)

El senador conservador Jeff Sessions, escogido por Donad Trump para ser el próximo secretario de Justicia, ha asegurado en su primera comparecencia ante el Senado que no tendría problemas en enfrentarse al presidente si tuviera que hacerlo. Quiso dejar claro en su primera intervención que estará “dispuesto a decirle ‘no’ al presidente si se sobrepasa” en sus funciones. Lo dijo al explicar que “este país no castiga a sus enemigos políticos, pero sí garantiza que nadie esté por encima de la ley”, afirmando que se quedará al lado de cualquier investigación contra Hillary Clinton: “lo correcto sería recusarme de cualquier investigación que involucre a la secretaria Clinton”.

En cualquier caso, se mostró claro al no suavizar la línea dura que pretende seguir en diversos asuntos como Fiscal General, puesto clave en el ejecutivo estadounidense. Personalmente opuesto al aborto y el matrimonio igualitario, prometió que respetaría las decisiones de la Corte Suprema sobre esas materias.

“Las acusaciones de racismo son falsas”

El abogado y exfiscal federal de 70 años dijo que era contrario a una ley que prohiba la entrada de musulmanes a Estados Unidos -una medida alguna vez sugerida por Trump en la campaña- y defendió mantener en pie la prisión de Guantánamo.

Con la oposición de grupos de derechos civiles, Sessions rápidamente salió a rechazar señalamientos de no haber protegido el derecho al voto de electores negros y de tener simpatías por la organización racista Ku Klux Klan, que amenazan con cerrarle la puerta a la primera oficina judicial del país.

“Esas acusaciones son falsas”, apuntó. “Esa caricatura sobre mí en 1986 no era correcta”, dijo, en referencia al período en el cual su nominación a juez federal colapsó por lo que tachó de “un esfuerzo organizado” de acusaciones de racismo.

Sessions citó su involucramiento en varios casos de derechos civiles, incluyendo uno en el que logró la condena de un miembro del KKK por asesinar a un joven negro.

“Entiendo profundamente la historia de derechos civiles y el impacto terrible que la discriminación incesante y sistemática (…) han tenido sobre nuestro hermanos y hermanas afroestadounidenses”, dijo Sessions en su introducción, reconociendo también “los reclamos de justicia e igualdad de la comunidad LGBT”.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies

x
¿Te gusta?