Elecciones presidenciales Colombia 27 de mayo

La Unión Internacional Demócrata, PP y C’s apoyan en Madrid la candidatura de Iván Duque para Colombia

Intervenciones en el acto de Centro Democrático para colombianos expatriados en Madrid. (Foto y vídeo: E. Falcón)
Comentar

Acto político del congresista Juan David Vélez con los colombianos expatriados

El domingo 27 de mayo, los 50 millones de colombianos contendrán el aliento e irán a votar. El país ha vivido unos años convulsos, pero en una zozobra diferente a la acostumbrada. Después de 52 años “del peor terrorismo narcotraficante del mundo”, su presidente saliente, Juan Manuel Santos, ha firmado un acuerdo con los líderes de las autodenominadas Fuerzas Armadas revolucionarias de Colombia (FARC) y ahora se va a su casa, “a cuidar de mi primer nieto”, como dijo en Madrid este lunes. Y los votantes deben decidir si quieren un cambio radical hacia la derecha liberal otorgándole su confianza a Iván Duque, un candidato que prevé revisar de arriba abajo esos acuerdos, o si por el contrario prefieren el continuismo que representa Gustavo Petro, un ex guerrillero del M19, izquierdista y acusado de “amistades peligrosas” con la dictadura venezolana de Nicolás Maduro.

Este martes, el congresista electo Juan David Vélez, representante de los colombianos en el exterior recién elegido para la Cámara el pasado 11 de marzo, ha reunido a un nutrido grupo de compatriotas en la Casa de Campo de Madrid. Rodeado de diputados españoles del Partido Popular y de Ciudadanos, el joven militante y fundador del CD de Álvaro Uribe —ex presidente y archirrival del todavía jefe de Estado Santos—, ha explicado el programa y las intenciones, los motivos por los que “es necesaria una movilización casa por casa” de los colombianos expatriados “para que voten, y acierten apoyando a quienes representa una nueva esperanza para Colombia”, la pareja del uribista Duque y Marta Lucía Ramírez, del Partido Conservador del otro ex presidente Andrés Pastrana.

El acto político y de apoyo de la Unión Internacional Demócrata fue organizado por la coordinación del CD en España, cuyo máximo represnetante es Néstor Laso, un abogado español con doble nacionalidad y amante del país de su esposa, “comprometido con la amistad entre ambos pueblos y con la libertad y la democracia”. Laso llamó la atención sobre “el peligro de Petro, que representa el castrochavismo”, un discurso en la misma línea que la de Pedro Santos, su compañero de batallas y amigo personal de Uribe: “Colombia está en una encrucijada”, dijo, “entre continuismo del peor presidente de la historia, genuflexo ante el terrorismo, y la oportunidad de justicia que representa Iván Duque”.

Centro Democrático
Néstor Laso, coordinador de Centro Democrático en España. (Foto: E. Falcón)

También acudió al Restaurante El Embarcadero la represntante del partido MIRA, Catalina Bahamón, miembro del Comité Internacional de Paz de la formación que se ha unido a la candidatura. Bajo el paraguas del nombre Coalición Despierta, Uribe y Pastrana han aglutinado a todas las fuerzas del centro derecha, a las víctimas —también han cosechado el apoyo de la presidenta de la asociación de víctimas y senadora Sofía Gaviria, del Partido Liberal—, diferentes asociaciones de defensa de la familia e iglesias cristianas, “para defender los valores de una Colombia libre”. La política colombiana dijo sentirse “muy honrada” de compartir el mitin con Vélez, conocedora como es de la realidad de los colombianos en el exterior: “En nuestra bancada del Senado encontrará un gran equipo de trabajo para ese cometido, con compromiso con los valores que representa Iván Duque”.

Marta Rivera de la Cruz y Melisa Rodríguez, de Ciudadanos, fueron las primeras diputadas españolas en tomar la palabra. Ambas se confesaron “fascinadas” por la fuerza del candidato, al que conocieron en su última visita a Madrid, el pasado invierno. “Colombia es mi padre literario”, dijo satisfecha la novelista ahora dedicada a la política. “Quise ser escritora por Mutis y García Márquez, y esos lazos son aún mayores que los de la sangre, porque son los que una elige”, dijo Rivera de la Cruz, arrancando los aplausos de los congregados.

Centro Democrático
Marta Rivera de la Cruz y Melisa Rodríguez, de Ciudadanos, en el mitin de Centro Democrático con los colombianos expatriados en Madrid. (Foto: E. Falcón)

La diputada destacó que Duque “sabe la oportunidad que puede suponer la cultura contra todas las cosas malas que le pueden pasar a un país”, y en un símil de las encuestas que insinúan una gran victoria del CD con los sondeos que otorgan la victoria al partido naranja aquí en España, insistió en que “algunos dicen que las encuestas no son más que una foto fija, pero es mejor salir guapo en las fotos”, antes de dejar el micrófono a su compañera en C’s, la canaria Melisa Rodríguez, que habló de las similitudes entre ambos países.

“España y Colombia están en fases similares, comparten retos. han de decidir entre el populismo y un proyecto de país”, dijo para iniciar su intervención. “La nueva era de la política que representa Iván Duque significa afrontar ese reto como una oportunidad de cercanía y atención a los problemas reales de la gente“. Y es que la diputada encontró en el partido liderado por Albert Rivera “una oportunidad de sentirse escuchada y de escuchar, porque”, dijo”, la sociedad está harta de haber avanzado más que sus políticos y la gente quiere un nuevo proyecto regenerador”.

Centro Democrático
José Ramón García-Hernández y Carlos Rojas (PP), junto a Pedro Santos, colaborador del CD en España, en el encuentro político. (Foto: E. Falcón)

La batalla entre PP y C’s se dejó ver entre bromas y guiños y en pequeñito cuando tomaron la palabra José Ramón García-Hernández —”yo prometo no ser breve, porque estoy entusiasmado”—. El diputado por Ávila del PP levantó la bandera de la democracia “y la libertad, lo que nos trae aquí y a cualquier lugar donde nos llamen en defensa de esos valores”. Fue García-Hernández el que habló del “peor narcoterrorismo del mundo”, el de las FARC en Colombia, y trazó la paralela con “el peor terrorismo nacionalista del mundo”, el de ETA en España. “Por eso los colombianos no se juegan una palabra bonita, libertad, sino algo histórico de verdad”, apuntó, ya que “uno entra en política para defender el bien y enfrentar el mal”, dijo, “y esa es la carta que tienen los colombianos sobre la mesa: darle la vuelta esa situación”.

Su compañero en la bancada popular de la carrera de San Jerónimo Carlos Rojas explicó su enamoramiento por “ese gran país” que es Colombia. “Es una tierra llena de oportunidades, y los españoles queremos ayudaros”, dijo, “porque hay mucho por hacer  por amor a Colombia y por amor a España” y porque “tenemos que servir para que ese país siga progresando”.

Rojas hizo un guiño al apoyo que siempre le ha dado el PP al uribismo, nacido de la estrecha relación del líder del ex presidente colombiano con el ex presidente español José María Aznar —una amistad personal y política nacida de los años que ambos compartieron en el poder— al decir: “Nosotros elegimos desde el principio al candidato bueno”, en referencia a Duque, “porque es un candidato que quiere ser presidente y sabe para qué lo quiere ser, con fortaleza y enraizado en unos valores que”, concluyó, “son los mismo ideales que con Mariano Rajoy han sacado España adelante en estos duros años de crisis y que ahora servirán a Colombia”.

Últimas noticias