América Latina

Los jueces de Maduro hablan como el dictador: condenan la sanción del “imperialismo” de EEUU

Maikel Moreno. (Foto: AFP)

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela ha rechazado este viernes las sanciones impuestas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos contra ocho magistrados y ha asegurado que éstas ni trascenderán ni se seguirán, porque sus jueces siguen velando por los derechos del país “sin imposiciones”.

En un comunicado que el propio presidente del órgano judicial, Maikel Moreno, ha leído ante los medios, el TSJ ha rechazado “categóricamente” lo que ha definido como “agresiones” por parte del Gobierno de Estados Unidos “en su intento de imponer el poder imperial” sobre Venezuela y sus instituciones.

El TSJ ha acusado a Washington de querer “someter y amilanar” a la “alta investidura judicial del país”, algo que quedará “absolutamente intrascendente”.

“No aceptamos la imposición e intervención de Gobierno extranjero alguno en las competencias y facultades exclusivas del TSJ y sus integrantes”, ha señalado, subrayando que los jueces del organismo velan “sin imposiciones de ninguna naturaleza por los derechos irrenunciables” de la nación.

“Acto arbitrario”

El presidente del TSJ ha culpado al Gobierno de Donald Trump de “intentar coaccionar e intimidar la conciencia de los magistrados y magistradas del máximo órgano judicial de la República Bolivariana de Venezuela”, y ha señalado que este “acto arbitrario” viola “los derechos fundamentales” al imponer una serie de sanciones que “sólo y a la luz del Derecho Internacional pueden ser decretadas por instancias judiciales”.

“Instamos a que las instancias judiciales del mundo rechacen por su ilegalidad e ilegitimidad tales sanciones que no cumplen con los mínimos requisitos jurídicos plasmados en los convenios y tratados internacionales”, ha indicado.

El Tesoro impuso sanciones contra ocho jueces del TSJ que son “responsables” de varios fallos emitidos durante el último año con los que “usurparon la autoridad” del Parlamento, controlado desde diciembre de 2015 por la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

En un comunicado, el Tesoro ha explicado que “el pueblo venezolano está sufriendo un colapso de su economía a causa de la mala gestión y la corrupción” del Gobierno de Nicolás Maduro, contexto en el que los jueces “han exacerbado la situación interfiriendo consistentemente” en el poder legislativo.

Así lo ha explicado el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, quien ha señalado que con esta decisión de imponer sanciones, Washington muestra su apoyo al pueblo venezolano “en sus esfuerzos por proteger y avanzar en la gobernanza democrática” en el país.

Últimas noticias