América Latina

Venezuela contra la dictadura chavista

Niños de una escuela de Caracas sufren los gases lacrimógenos de la policía de Maduro

Una de las niñas víctima de los gases lacrimógenos de la policía de Nicolas Maduro (Foto:AFP)
0 Comentar

Un grupo de niños ha sido evacuado este miércoles de una escuela en Caracas que fue alcanzada por los gases lacrimógenos lanzados por las fuerzas de Nicolás Maduro, durante la represión de una nueva protesta opositora en Venezuela.

A paso veloz, los alumnos salían del Colegio San Pedro del sector Santa Mónica (oeste), tomados de la mano de sus representantes, que les cubrían los rostros con pañuelos.

“¡Hay un colegio allí! ¡Hay niños!”, le gritaban a los militares de la Guardia Nacional los dirigentes opositores. Lilian Tintori también ha denunciado los hechos en Twitter.

El centro educativo estaba cerca de uno de los puntos de concentración de la marcha de la oposición venezolana, que buscaba llegar a la Defensoría del Pueblo en el centro, donde el presidente Nicolás Maduro celebraba un acto político con su militancia.

Es la mayor inconsciencia represiva de Nicolás Maduro, reprimir a un pueblo pacífico justo al lado de un colegio: niños gaseados, niños intoxicados, niños que no pueden ejercer su derecho a la educación por culpa de la dictadura”, denunció el diputado Juan Miguel Matheus, que estaba en el lugar.

Hace más de dos semanas, varios pacientes, incluido un recién nacido, fueron evacuados de un centro médico, en Las Mercedes -este de Caracas-, que también fue impactado por lacrimógenas.

Una maternidad también fue evacuada hace una semana producto del humo de basura quemada, según las autoridades, en una manifestación opositora, en una noche de mucha violencia en el barrio popular El Valle. Según la oposición, fue por las bombas lacrimógenas.

La oposición exige en la calle que se convoquen elecciones generales y se respete la autonomía del Parlamento, único poder que controla y cuyas funciones se atribuyó el máximo tribunal en un dictamen que luego anuló parcialmente, tras fuertes críticas internacionales.

Ascienden a 28 los fallecidos en abril

Un joven ha muerto por el impacto de una bomba lacrimógena en la cara durante la represión de la protesta que se ha celebrado este miércoles en Caracas para exigir al Gobierno de Nicolás Maduro una salida democrática a la crisis política, económica y social que sufre Venezuela.

El joven, de 20 años de edad, ha ingresado en un centro médico de Chacao, municipio del área metropolitana de Caracas, “sin signos vitales”, según ha informado el alcalde, Ramón Muchacho. “Nuestro personal realizó maniobras de resucitación cardiovascular por más de 40 minutos sin obtener resultados”, ha indicado en Twitter.

Muchacho, un destacado líder opositor, ha reclamado a la Fiscalía General “la apertura de una investigación que aclare los hechos”. “Mi más sentidas condolencias a los familiares y amigos de este joven. Todo nuestro equipo se encuentra brindando apoyo”, ha añadido.

El gobernador del estado venezolano de Miranda -donde se encuentra Chacao-, Henrique Capriles, ha responsabilizado al Gobierno de esta nueva muerte. “Otro venezolano asesinado por tu locura Nicolás Maduro. ¡Hasta dónde vas a llegar con tu autogolpe por tu ciega ambición de poder!”, ha escrito en dicha red social.

Últimas noticias