América Latina

Ya son 9 los asesinados por el chavismo tras otra noche de represión a la oposición en Venezuela

0 Comentar

Melvin Guaitan es ya el número nueve. Ha muerto esta madrugada por una herida de bala durante una manifestación en el complejo de barriadas de Petare en Caracas, informó este viernes uno de los alcaldes de la capital. Las marchas no terminaron con la caída del sol, y toda la noche ha habido enfrentamientos entre los agentes del régimen —la Policía Nacional Bolivariana (PNB), la Guardia Nacional (GNB) y los colectivos motorizados irregulares— y los manifestantes democráticos.

“Con mucho dolor informo la muerte por impacto de bala de Melvin Guaitan, humilde trabajador vecino del Barrio Sucre #Petare”, escribió en Twitter Carlos Ocariz, alcalde del municipio Sucre, donde queda Petare.

“Melvin fue asesinado en la entrada del Barrio 5 de Julio durante la protesta esta noche (del jueves). Exigimos se investigue y castigue a los culpables!”, añadió el edil, que milita en la oposición al gobierno de Nicolás Maduro.

Ocariz no precisó detalles sobre las circunstancias del hecho: si se trataba de una marcha opositora, si Guaitan estaba participando en ella o pasaba por allí, si el disparo fue propinado por un civil o por un oficial de las fuerzas del orden.

Sin embargo, las circunstancias en que se produjeron todos los demás incidentes a o largo de la noche dejan a las claras que la represión del régimen dictatorial de Nicolás Maduro es el responsable de cada brote de violenciael hospital Hugo Chávez fue atacado con botes de humo cuando había en su interior al menos 54 niños, los lanzamientos de cócteles molotov respondían a las arremetidas de tanquetas de guerra conducidas por antidisturbios de la GNB…

Guaitan se une a los otros ocho muertos que en las últimas tres semanas se registraron en el contexto de las protestas contra Maduro, que terminan siempre en enfrentamientos entre manifestantes y las autoridades represoras.

Lanzamiento de gases lacrimógenos, incendio de barricadas, detonaciones, ataques a negocios y bloqueos de vías se registraron el jueves en varios puntos de la capital, con mayor gravedad en El Valle, otro barrio humilde de Caracas.

El Valle, clave para un chavismo desunido

Fue en ese barrio donde la población rechazó con más fuerza tanto la represión de las columnas de la GNB como los saqueos de descontrolados que arrasaron comercios y restaurantes de la barriada. Allí fue donde se había producido el incidente del hospital, donde 54 menores tuvieron que ser evacuados del hospital materno infantil de esa parroquia.

Pasadas unas horas  y en plenos incidentes, saqueos y enfrentamientos entre los vecinos del barrio y la Guardia Nacional Bolivariana entre gases lacrimógenos y cócteles molotv, un alto dirigente el Partido Socialista Unificado de Venezuela (PSUV) en el poder, Freddy Bernal, hizo una intervención pública asegurando que Caracas estaba “en tranquilidad”.

chavismo
Freddy Bernal, líder de los chavistas Comités Locales de Abastecimiento y Producción.

Esta alocución sentó mal en las filas gubernamentales, que no controlan las redes sociales, donde se estaba publicando y compartiendo a nivel mundial la tercera noche consecutiva de gravísimos incidentes y altercados. La pérdida del control del barrio de El Valle y la intervención de Bernal, que es también coordinador de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) —una de las ideas recientes de Maduro para añadir burocracia inútil a la ausencia de alimentos y medicinas de primera necesidad—, mostró la descoordinación del régimen donde ya nadie se fía de nadie.

Según fuentes oficialistas citadas por el diario El Nuevo País, en el presidencial Palacio de Miraflores había “disgusto” por el devenir de los acontecimientos, sobre todo con Bernal —que ya se ha permitido criticar la ineficacia de algún discurso de Maduro—, a quien se acusa de estar buscando su propio interés ante la desconfianza de que la cúpula del régimen resista mucho más tiempo.

El editor del citado rotativo venezolano, Rafael Poleo, explicó en Twitter que la pérdida de la parroquia de El Valle genera un fuerte problema para la dictadura de Maduro. Y es que el chavismo tiene a ese municipio caraqueño como un “cordón de seguridad civil en torno a Fuerte Tiuna”, cuartel militar, y agregó que el presidente de la República, Nicolás Maduro, culpa a Bernal y a Diosdado Cabello de esto.

Las manifestaciones, que iniciaron el 1 de abril, dos días después del autogolpe de Maduro a través del Tribunal Supremo, exigen respeto a las facultades del Parlamento —de mayoría opositora—, la apertura de un canal humanitario para paliar la crisis de suministros del país, la liberación de los presos políticos y que se convoquen elecciones presidenciales de inmediato.

Últimas noticias