América Latina

Cabello muestra retratos y direcciones de dirigentes opositores venezolanos en su programa de TV

Diosdado Cabello muestra un manual con nombres de dirigentes opositores venezolanos y la dirección donde viven.
0 Comentar

Diosdado Cabello, número dos de facto de la dictadura de Nicolás Maduro en Venezuela, tiene un programa en la televisión pública, como tuvo Hugo Chávez y como mantiene su heredero al frente del régimen. Cada semana, el que fue presidente de la Asamblea Nacional hasta enero de 2016, vicepresidente del país y varias veces ministro, se sienta tras un escritorio y ante un público entregado suelta sus soflamas y amenazas. Las de este miércoles fueron especialmente graves. Cabello mostró ante el país entero un cuadernillo con los retratos y las direcciones de varios dirigentes de la oposición democrática, una publicación que se está distribuyendo entre las milicias urbanas de Maduro.

Cabello ponía así en la diana a los líderes opositores en el día en el que se había celebrado ‘la madre de todas las marchas’. Cientos de miles de venezolanos salieron a las calles de la capital Caracas y del resto de grandes ciudades de Venezuela al grito de “¡Libertad!”. Las multitudinarias manifestaciones fueron reprimidas con violencia y gases lacrimógenos por los agentes de la dictadura y los colectivos motorizados chavistas. Estos últimos aprovecharon los tumultos para disparar con armas de fuego contra los ciudadanos asesinando al menos a tres personas. Otras 50 resultaron heridas y alrededor de 500 fueron detenidas.

El cuadernillo que mostró Cabello ante las cámaras es una auténtica base de datos riquísima para las milicias violentas del chavismo. Según el número dos de la dictadura, este ‘Manual de combatiente revolucionario’ ha sido elaborado por “el pueblo”, pero fuentes del oficialismo confirmaron al diario venezolano El Nuevo País que el librillo lo hizo la policía política del régimen, el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

Ya el lunes pasado Cabello había amenazado a la dirigencia opositora con decir dónde viven. El número dos de Maduro se jactó de que esa gacetilla “ya se está repartiendo en las calles” entre los fieles a Maduro. “No lo digo yo, lo dice el pueblo”, afirmaba Cabello. Pero más tenebroso que el título de estas páginas es el subtítulo que lo acompaña: ‘Sabemos dónde tenemos que ir’.

Una advertencia evidente para todos aquellos opositores cuyos rostros están recogidos, página a página, en la publicación. “Aquí están, una serie de ciudadanos, marcaditos, dónde viven, dónde se mueven”, dijo el hoy diputado chavista mientras pasaba las páginas del manualEntre los rostros mostrados a cámara, se podían distinguir los de Freddy Guevara, primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, y Luis Florido, presidente de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional.

Pero ése no era el único atrezzo que aparecía en pantalla. El mano derecha de Maduro blandió también un enorme garrote con el que pretendía simbolizar la firmeza del régimen ante “la derecha golpista” en el mismo día en el que se había confirmado su debilidad, pues ya sólo se sostiene a base de botes de humo, de arrojar a los ciudadanos al contaminadísimo río Guaire o de gritar, poner en la diana y amenazar a quienes defienden su libertad.

Y es que en número dos del chavismo dedicó también gran parte de su discurso a insultar y advertir mafiosamente a los directores de dos de los pocos medios de comunicación libres que quedan en su país. Rafael Poleo, alma de El Nuevo País y de la revista Zeta y Manuel Henrique Otero, de El Nacional. “Sabemos a qué medios ir, a qué periódicos ir”, dijo parafraseando el librillo con el que había puesto en la diana a los opositores.

Incluso, el número dos de Maduro acuso a Poleo de ser un “viejo torturador de la CIA” en respuesta a la pregunta pública del periodista sobre el paradero del detenido general Ángel Vivas, por cuya vida se teme.

Últimas noticias

Lo más vendido