América Latina

La fiscal general chavista exige a Maduro que “garantice” el “derecho a manifestarse” de la oposición

Luisa Ortega, fiscal general de Venezuela.

El régimen ya no es tan monolítico. Nicolás Maduro se ha desayunado con la capital Caracas tomada por sus fieles en los círculos de poder, en la contramanifestación que convocó él mismo para tratar de contrarrestar la ‘madre de todas las marchas’ de la oposición democrática, que desde todos los puntos de la ciudad trataban de llegar al centro para exigir “libertad”. Y la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, chavista de pura cepa, le ha exigido al dictador que “garantice” el derecho de la oposición a “manifestarse”.

Ortega ya fue la espoleta que dio al traste con el autogolpe de finales de marzo, cuando criticó la “ruptura del orden constitucional” que suponía la usurpación por parte del Tribunal Supremo de las atribuciones de la Asamblea Nacional. Ahora, ha solicitado a los organismos de seguridad del Estado “garantizar” el derecho a la manifestación pacífica, cuando oposición y oficialismo marchan en Caracas.

“Los responsables de los organismos de seguridad del Estado deben garantizar el ejercicio del derecho a manifestar de manera pacífica, bajo un estricto apego a los derechos humanos. Los mecanismos de negociación deben agotarse antes del uso de la fuerza pública“, señala un comunicado divulgado por Ortega.

Y es que Ortega ya sorprendió hace dos semanas cuando señaló el “desconocimiento del modelo de Estado” que traslucían las sentencias del Supremo” que trataban de eliminar el Parlamento, de mayoría opositora, una reacción que impulsó a que el dictamen fuera anulado parcialmente.

En el comunicado, la fiscal pidió además “reflexión” a los actores políticos para que las protestas que convoquen sean pacíficas y no pongan “en riesgo la integridad física de los manifestantes” ni la estabilidad institucional.

“El Ministerio Público está a la orden de la ciudadanía, de las instituciones del Estado y de los actores políticos y sociales para recibir todas las denuncias, bien sea por el uso excesivo de la fuerza” de funcionarios encargados del orden público o por cualquier “particular que cometa delitos”, añade el texto, en referencia a los comandos motorizados chavistas —responsables de cinco muertes en las marchas de la semana pasada—.

Miles de opositores marchan desde distintos puntos de la ciudad hacia la Defensoría del Pueblo, en el centro de Caracas, donde también se moviliza el chavismo.

El presidente Nicolás Maduro descartó el martes que la protesta de sus adversarios pueda llegar al corazón de la ciudad, como tampoco pudieron hacerlo las cinco anteriores desde el 1 de abril, para exigir elecciones, libertad de los presos políticos, un canal humanitario y respeto a las competencias del Parlamento, de mayoría opositora.

Las manifestaciones, que dejan cinco muertos, decenas de heridos y más de 200 detenidos, iniciaron con las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia y llevaron a esta reacción de la fiscal, que fue considerada por analistas como una “fisura” en el chavismo.

Un joven fue herido de bala este miércoles en una de las concentraciones opositoras y fue trasladado a una clínica. Los disparos fueron hechos por hombres en moto, según relataron testigos a la AFP.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies

x
¿Te gusta?