Mundial 2018

Los disturbios callejeros empañan la victoria de Francia en el Mundial

Varios jóvenes destrozan un autobús a pedradas durante la celebración de la victoria de Francia en el Mundial.
Comentar

Varios incidentes empañaron las celebraciones en Francia de la victoria de los Bleus en la Copa del Mundo. En Lyon, en el centro-este del país, se produjeron enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y varios jóvenes, alrededor de una plaza donde unas 20.000 personas asistieron a la retransmisión del partido en una pantalla gigante.

Después de que un grupo de seguidores se subieran a un camión de seguridad, el ambiente comenzó a volverse turbio y las fuerzas de seguridad lanzaron granadas lacrimógenas en dirección de un centenar de jóvenes.

En París, unos treinta jóvenes saquearon el Drugstore Publicis, un establecimiento comercial en la avenida de los Campos Elíseos, donde cientos de miles de personas celebraban el triunfo del equipo francés.

Estos jóvenes, algunos encapuchados, irrumpieron en la tienda por el lado de la avenida Marceau y salieron poco después con botellas de vino y de champán bajo el brazo, grabándose con teléfonos celulares, mientras las fuerzas de seguridad lanzaban proyectiles con gas lacrimógeno, según un periodista de la AFP.

Al cabo de 15 o 20 minutos, fueron dispersados por las fuertes dosis de gas lacrimógeno lanzadas por la policía. Poco después, sin embargo, otro grupo de jóvenes entró de nuevo al Drugstore, esta vez por el lado de los Campos Elíseos, suscitando una nueva salva de gases lacrimógenos.

En el nordeste de Francia, un niño de 3 años y dos niñas de 6 resultaron heridos graves cuando una moto los arrolló antes de darse a la fuga. Los menores estaban con familiares en la plaza del ayuntamiento de Frouard, al norte de Nancy, para celebrar la victoria de los Bleus.

Últimas noticias