Salvini advierte a un barco con 450 inmigrantes rumbo a Italia: “No puede y no debe llegar”

Matteo Salvini
El ministro del Interior italiano y líder de la Liga, Matteo Salvini.
Comentar

El ministro de Interior de Italia, Matteo Salvini, ha revelado este viernes que un nuevo barco cargado con 450 inmigrantes se dirige a la nación transalpina, si bien una vez más ha indicado que su Gobierno no se hará cargo de ellos, por lo que ha instado a Malta, el país más cercano, a actuar.

“Desde esta mañana, un gran barco con 450 inmigrantes ilegales a bordo se encuentra en aguas patrulladas por Malta (…) Horas después, nadie ha actuado y el barco continúa rumbo Italia. Le decimos a Malta (…) y a los buenistas de todo el mundo que este barco no puede ni debe llegar a un puerto italiano ¿Entendido?”, ha escrito en Facebook.

En esta ocasión, el ministro de Transporte, Danilo Toninelli, del Movimiento 5 Estrellas (M5S), se ha alineado con Salvini, de la Liga, a quien otras veces ha corregido. “Según el derecho del mar, es Malta quien debe enviar sus barcos y abrir sus puertos“, ha dicho en Twitter.

Sin embargo, Toninelli ha dejado la puerta abierta a que la Guardia Costera de Italia actúe, “si es necesario, como apoyo” de las autoridades maltesas. “Pero Malta debe cumplir inmediatamente sus obligaciones” legales, ha incidido en la misma red social.

Un portavoz del Gobierno de Joseph Muscat consultado por el Times of Malta ha confirmado que se le ha notificado la presencia de un barco con 450 migrantes a bordo en la zona de búsqueda y rescate de Malta. “Hemos cumplido todas las obligaciones de las convenciones internacionales sobre búsqueda y rescate”, ha declarado, dando por terminada la implicación de la isla mediterránea en este caso.

Disputas con Malta

Italia y Malta ya se han enzarzado en otros incidentes similares en el último mes. Esta misma semana, Salvini ha prohibido desembarcar a los 67 inmigrantes que la Guardia Costera italiana ha llevado hasta el puerto de Sicilia, a pesar de que Toninelli lo había autorizado.

La importancia que ha adquirido el problema migratorio en Italia ha llevado al presidente, Sergio Mattarella, ha hacer una rara incursión en la política nacional con una llamada telefónica al primer ministro, Giuseppe Conte, para transmitirle su preocupación por cómo ha reaccionado el Gobierno, algo que ha enfurecido a Salvini.

El debate migratorio se reactivó en la Unión Europea a raíz del caso del ‘Aquarius’, un buque de salvamento marítimo gestionado por Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS Mediterranée con más de 600 inmigrantes a bordo que tuvo que atracar en Valencia tras el cierre de los puertos de Italia y Malta.

Salvini lidera el eje antiinmigración en la UE. Por ahora, solo se ha logrado un acuerdo que posibilita abrir centros para migrantes donde discriminar los casos de refugiados y de inmigrantes económicos, para reubicar a los primeros en los estados miembro que se ofrezcan a recibirles y deportar a los segundos.

MSF y SOS Mediterranée han denunciado esta misma semana que desde que Italia y Malta, los países más cercanos a Libia, principal punto de partida de los migrantes, cerraron sus puertos más de 600 personas han muerto ahogadas en el Mediterráneo. Esta cifra representa casi la mitad las 1.422 víctimas mortales que ha habido este año.

Últimas noticias