Un ataque de EEUU con drones acaba con 150 terroristas de Al Shabab en Somalia

Un ataque de EEUU con drones acaba con 150 terroristas de Al Shabab en Somalia
Imagen de archivo de un ataque con coche bomba en Mogadiscio, capital de Somalia. (Foto: AFP)
Comentar

Efectivos del ejercito de Estados Unidos han matado a 150 terroristas de Al Shabad en una operación aérea donde han utilizado drones. Este grupo se adhirió en 2012 a Al Qaeda con la intención de instaurar un Estado Islámico al modo wahabí en Somalia. Una variante del sunnismo, corriente mayoritaria dentro del islam.

La ofensiva ha tenido lugar a 193 kilómetros al norte de Mogadiscio, en un lugar de entrenamiento llamado ‘Raso Camp’, según ha comunicado el capital Jeff Davis, portavoz del Pentágono.

Dicho grupo terrorista había estado entrenando en ese lugar durante bastante tiempo y según el propio Davis estaba preparándose para un “ataque masivo”.

A pesar de que no especificó el enclave o la fecha prevista para ese potencial ataque, EEUU ha desplegado una presencia especial tanto en el aeropuerto de Mogadiscio —capital y ciudad más poblada del país— así como en otros puntos estratégicos del territorio africano.

Este mismo lunes, ha explotado una bomba en las inmediaciones del aeropuerto de Beledweyne, la cuarta ciudad más grande de Somalia. En el ataque ha muerto al menos un soldado y una persona ha resultado herida.

La deflagración ha tenido lugar mientras varios encargados de seguridad inspeccionaban el equipaje que iba a ser incorporado a un vuelo de salida.

Una zona amenazada

Países del Cuerno de África como Eritrea, Etiopía, Somalia, Kenia o Sudán soportan una paupérrima situación económica agravada por la amenaza del islamismo radical.

Esta zona, por cuyas aguas circula una parte importante del comercio internacional, tiene en las acciones de los terroristas de Al Shabab una de las principales amenazas para su estabilidad. Un grupo que cuenta con unos 8.000 integrantes y que durante 2015 pasó a convertirse en una de las organizaciones extremistas más activas del continente africano.

Una de sus últimas acciones tuvo lugar en enero de 2016, cuando atacaron un hotel y un restaurante en Mogadiscio ubicados en una zona que suele ser visitada por políticos y empresarios internacionales. El ataque dejó 25 muertos.

A principio de febrero, atacaron también un avión que iba a Yibuti, país que comparte frontera con Eritrea, Etiopía y Somalia. La explosión tuvo lugar 20 minutos después de que el vuelo despegara y abrió un boquete en el fuselaje. Gracias a un aterrizaje de emergencia, el piloto logró salvarle la vida al pasaje.

Últimas noticias