Cómo hacer glicerina casera

glicerina casera
Cómo hacer glicerina casera normal y vegetal fácilmente

La glicerina es un producto no tóxico que se utiliza, entre otros, para fabricar jabón. ¿Quieres saber cómo hacer glicerina casera? Sigue leyendo y descubre el proceso para poder elaborarla fácilmente.

Ingredientes necesarios

  • Grasa de pollo o cerdo
  • 110 gramos de sosa cáustica
  • 190 ml de agua
  • Una cucharadita de sal

Pasos para hacer glicerina casera

  1. Enciende el fuego a nivel medio-alto y coloca una olla con la grasa hasta que se derrita. Puedes utilizar también piel de pollo en lugar de la grasa. En cualquier caso, en derretirse tarda unos 30 minutos tanto la grasa como la piel.
  2. Cuando ya tienes la grasa derretida, retira del fuego y deja que enfríe durante 5 minutos.
  3. Añade la sosa cáustica y remueve con una cuchara de madera para que se integre. En este punto se liberan gases, así que es importante hacerlo en un espacio abierto o, al menos, muy bien ventilado.
  4. Añade el agua y la sal y vuelve a llevar al fuego, en el mismo nivel y durante otros 30 minutos. No dejes de remover, es muy importante.
  5. Pasado el tiempo, apaga el fuego y deja que repose la mezcla durante 15 minutos.
  6. Filtra la mezcla en un colador para librarla de impurezas.

Pasos para hacer glicerina casera vegetal

  1. Si prefieres que tu glicerina sea vegetal, los ingredientes que necesitas son una taza de aceite de oliva, una taza de aceite de coco, una taza de agua, media taza de sal y 2 cucharadas de sosa cáustica.
  2. Mezcla todos los ingredientes del paso anterior menos la sal y ponlos al fuego a temperatura media, que no supere los 50ºC.
  3. Cuando alcance esa temperatura, baja un poco el fuego y remueve durante 15 minutos.
  4. Al ver que la mezcla está a punto de caramelo, añade la sal, apaga el fuego y sigue removiendo hasta conseguir que esté todo integrado.
  5. Deja que enfríe y verás que se diferencia dos fluidos, uno denso en el fondo y otro más superficial. El denso será la glicerina, así que retira el otro y reserva la glicerina para purificarla antes de utilizarla, por ejemplo, como base para hacer jabón.

Hecho todo lo anterior, ya tendrás lista tu glicerina casera. ¿A que es fácil hacerla?

Lo último en How To

Últimas noticias