Manualidades

Cómo pintar cerámica

pintar ceramica
Todos los pasos que debes dar para saber cómo pintar cerámica

Aprende los pasos para poder pintar cualquier elemento de cerámica en casa o aquellos que hayas creado con tus propias manos.

Si te gusta tener cerámica en casa, puede que en alguna ocasión hayas pensado en renovar su aspecto y para ello nada mejor que pintarla como más te guste. Puede también que hayas creado tus propias figuras o elementos de cerámica y solo les falte algo de color. Veamos entonces, paso a paso, cómo pintar cerámica.

Ya sea que se trate de azulejos, platos o jarrones, o como mencionamos, nuestras propias creaciones, pintar sobre cerámica es algo fácil y de hecho es una práctica que cualquier puede hacer en casa, gracias al uso de pinturas actuales que que no necesitan hornearse en el horno a altas temperaturas. A nivel profesional, de hecho, la cerámica después de haber sido pintada debe cocinarse en hornos específicos que alcancen temperaturas muy altas, pero para pintar cerámica fría, un horno casero normal es suficiente.

Pasos para pintar cerámica

  1. Antes de comenzar, consigue todo lo que necesitas; recuerda que en función de lo que desees pintar sobre tu cerámica, existirá un pincel adecuado, por ejemplo, para palabras y líneas, puedes optar por usar un lápiz de pintura, para flores y otros dibujos similares, necesitarás un pincel fino y rellenar los espacios uno con uno de punta plana.
  2. Dependiendo de la cerámica que tengas que pintar y tu habilidad, te recomendamos hacer un borrador del tema; con un lápiz en una hoja y a partir de lo que dibujes seguir el patrón sobre la pieza de cerámica.
  3. Otra regla básica es limpiar el objeto de cerámica que desees pintar. Para ello será bueno utilizar tan solo un poco de alcohol; no uses otros detergentes porque podrían afectar la reproducción del color.
  4. Es importante además que trabajes en un ambiente bien ventilado y use pinturas no tóxicas, especialmente para todo lo que contenga alimentos. Los platos o tazones pintados con pintura especial para porcelana (que suele ser de esmalte al agua) se podrán usar luego fácilmente para comer, aunque no podrás lavarlos en el lavavajillas si no quieres que la pintura se borre.
  5. Para decoraciones, ayúdate con cinta, por ejemplo, para líneas rectas, aplica la cinta arriba y abajo, verifica con una regla que la distancia entre ellas sea regular y luego pinta ese espacio con pinceladas firmes.
  6. Si te has equivocado, use un hisopo de algodón humedecido con un poco de agua o agua hirviendo si el tiempo ya ha pasado.
  7. Una vez que hayas acabado de pintar la cerámica, debes dejar que esta se seque en el caso de que sean los azulejos por ejemplo del baño y no los puedes extraer para llevarlos al horno, pero si se trata de una pieza de cerámica como un jarrón o un plato, debes esperar 24 horas tras haberlo pintado y entonces, colocas el objeto pintado en el horno aún apagado y lo pones a una temperatura de 150°C. Una vez que se haya alcanzado la temperatura de cocción durante unos 35 minutos, apaga el horno, pero no retires el objeto antes de que se haya enfriado por completo. De este modo, la pintura acabará de fijarse y tu cerámica lucirá perfecta.

Temas

Últimas noticias