Belleza

Cómo elegir el corrector de maquillaje

Elegir el corrector de maquillaje
Consejos para elegir el corrector de maquillaje

Elegir el corrector de maquillaje es una de las claves principales de un maquillaje perfecto. Toma nota de estos consejos y ponte manos a la obra para obtener los mejores resultados posibles.

El corrector de maquillaje es uno de los secretos de belleza más importantes. Con una buena base este elemento se convertirá en una varita mágica capaz de borrar todas las imperfecciones que podamos tener en nuestra piel, ojeras, manchas o arrugas más pronuncias, desaparecen con la herramienta necesaria. Es muy importante saber qué corrector de maquillaje debemos escoger para obtener los mejores resultados posibles. Centrarnos en este aspecto nos permite destacar nuestra belleza y potenciar aquellas partes más especiales. Toma nota de estos pasos que te llevarán a descubrir todos los secretos de los buenos correctores de maquillaje.

Pasos para elegir el corrector de maquillaje

  1. Un corrector para cada parte del rostro. Dependiendo de la zona a ocultar hay correctores más o menos específicos. Las ojeras deben tener un trato distinto que esos granitos rojos que pueden aparecer en determinados momentos. Si usamos un correctos más o menos intenso, la mezcla con el maquillaje producirá efectos contrarios. Es mejor adaptar el corrector al problema a tratar para que no afecte al maquillaje.
  2. El tono del corrector es el encargado de diferenciar cada una de las partes del rostro que debe tratar. Las tonalidades beige son ideales para las ojeras o para dar un poco más de luz en determinadas partes del rostro. En cambio, el corrector verde sirve especialmente para todo tipo de rojeces o cicatrices, ideal para disimular granitos inesperados. Los tonos anaranjados son los indicados en manchas marrones o excesos de pecas. Es importante tener en cuenta estas pautas para elegir el mejor corrector posible.Cómo elegir el corrector de maquillaje
  3. El tipo de corrector marcará la diferencia. Hay varias texturas en lo que se refiere a los correctores, puede ser en barra, ideal para partes más extensas, cremoso, perfecto para imperfecciones localizadas o líquido, no tan efectivo, ideal en pequeñas imperfecciones. También podemos optar por los clásicos polvos o mousse que se extienden con gran facilidad y son relativamente ligeros.
  4. El tono de la piel será otro de los elementos a tener en cuenta. El aspecto natural es lo que se busca en todo tipo de maquillaje, la base del corrector es indispensable para mantener la piel perfectamente equilibrada. Buscar más o menos intensidad en el corrector es lo que terminará determinando el éxito del maquillaje.

Toma nota de estas pautas y seguramente conseguirás elegir el corrector de maquillaje que más se adapte a tu tipo de piel y necesidades. Luce esa piel perfecta que siempre has querido tener.

Últimas noticias