Vehículos

Cómo cambiar los limpiaparabrisas del coche

Cómo cambiar los limpiaparabrisas del coche
Cómo cambiar las escobillas del limpiaparabrisas
Comentar

Cambiar los limpiaparabrisas del coche es una manera de mejorar nuestra seguridad al volante. Toma nota de los pasos a seguir y ponte manos a la obra.

Los limpiaparabrisas del coche son una herramienta indispensable para mejorar nuestra seguridad en el vehículo. En días de lluvia nos permiten mejorar la visibilidad y disponer de una garantía total de seguridad. Tenerlos siempre en orden es algo que debemos hacer, comprobar su funcionamiento y deterioro. Estas partes del vehículo están sometidas a una gran variedad de agresiones externas, sufren un deterioro mayor de lo que podemos llegar a pensar. Dependiendo del uso de nuestro coche y de la forma que lo cuidemos, si duerme en garaje o se queda a la intemperie o la zona en que vivamos cambiar los limpiaparabrisas de debe realizar de forma regular. Toma nota de estos pasos y ponte manos a la obra.

Pasos para cambiar un limpiaparabrisas del coche

  1. El primer paso para cambiar un limpiaparabrisas del coche es ir en busca de la pieza de repuesto. Es importante tener claras las medidas y el modelo, no todos los limpiaparabrisas son iguales. Dependiendo del tipo que usemos su precio puede variar, aunque es destacable el importe que nos ahorraremos haciéndolo nosotros mismos sin necesidad de recurrir a un taller.
  2. Con el limpiaparabrisas nuevo preparado para ser colocado, accionamos el limpiaparabrisas del coche de tal forma que se queden en posición ascendente para que sean más fáciles de cambiar. Cuando llegue a este punto, cerramos el contacto y los mantenemos fijados en esa posición.
  3. Retiramos los brazos móviles del limpiaparabrisas, suele ser la pieza que va unida a la carcasa principal con un clic sin necesidad de quitar tornillos o elementos de sujeción demasiado complicados. Ejerciendo la presión adecuada los retiramos sin ningún problema.Cómo cambiar los limpiaparabrisas del coche
  4. Colocamos en el sitio de los anteriores los nuevos limpiaparabrisas. Con los adaptadores nuevos y siendo el mismo modelo, simplemente aplicamos un poco de presión y nos aseguramos de que hayan quedado bien sujetos. Esta tarea es de lo más sencilla, en apenas unos segundos quedará colocado de nuevo.
  5. Comprobamos que los hemos colocado bien. Volvemos a encender el limpiaparabrisas y lo ponemos en las tres velocidades principales. Si cumple a la perfección su función, habremos conseguido acabar la misión con éxito. Si vemos que se mueven un poco, vamos a volver a colocarlos en posición ascendente para apretarlos un poco más.

Con estos pasos tendremos listo el cambio de limpiaparabrisas, es muy importante mantener estas piezas en perfectas condiciones, en especial en invierno cuando podemos estar más expuestos a lluvias intensas.

Últimas noticias