Curiosidades

Cómo usar un reloj analógico como brújula

reloj analógico como brújula
Usar un reloj analógico como brújula es muy fácil y puede resultar muy útil

Usar un reloj analógico como brújula es muy fácil y puede resultar muy útil

Las brújulas son muy útiles para poder orientarte, saber en dónde está el Norte, pero lo cierto es que para saberlo no necesariamente debes tener una. Otros objetos pueden servirte para hacerlo, como por ejemplo un reloj. ¿Quieres saber cómo usar un reloj analógico como brújula? Sigue leyendo y toma nota de los pasos para lograrlo fácilmente.

El reloj te ayudará a encontrar el Sol si determinas la dirección aproximada al comparar la posición de la manecilla de las horas con respecto al Sol. Siempre serán determinaciones aproximadas, ya que hay diferentes discrepancias entre las distintas latitudes y temporadas del año.

Pasos para usar un reloj analógico como brújula

  1. Lo primero que tienes que hacer para usar un reloj analógico como brújula es colocar el reloj en posición horizontal.
  2. Mueve las mancecillas para alinear la de las horas con la posición en la que está el Sol.
  3. El punto intermedio que veas entre ese alineamiento del Sol con las horas, y la posición de las 12 de la esfera, indican el Sur de manera aproximada.
  4. Coloca el anillo giratorio de manera que apunte hacia el Sur y, con eso hecho, ya podrás leer las demás direcciones de la brújula. Ten en cuenta que siempre serán direcciones aproximadas, para lograr total exactitud necesitarías una brújula de verdad.

Como curiosidad, una brújula no se puede utilizar ni en el Polo Norte ni en el Polo Sur, debido a que en esas zonas la convergencia de las líneas de fuerza del campo magnético terrestre anula su funcionalidad. Eso hace que la brújula sea incapaz de alinearse, así como de señalar de manera correcta en dónde está el Norte.

Como ves, utilizar una brújula con un simple reloj es muy sencillo, y más te lo parecerá cuando lo hagas un par de veces y le cojas el tranquillo.

Últimas noticias