Cómo podar bambú

podar bambú
Cómo podar bambú paso a paso y de manera correcta y eficaz
Comentar

Las plantas de bambú son conocidas especialmente por su característico aspecto y por su rápido crecimiento, casi siempre descontrolado. ¿Quieres saber cómo podar bambú? Sigue leyendo y verás que puedes hacerlo fácilmente.

Crecimiento de las plantas de bambú

La poda es muy importante en las plantas de bambú debido a lo rápido que crecen. Si no realizas este trabajo con frecuencia, puede desbordarse y sobrepasar cualquier límite. Con podas regulares te ahorrarás muchos quebraderos de cabeza en el futuro.

Una gran ventaja del bambú ante la poda es que es una planta muy resistente, por lo que incluso cometiendo algún fallo puedes conseguir que tenga muy buen aspecto.

Pasos para podar bambú

  1. En primer lugar, ten en cuenta que gracias a su resistencia podrás realizar grandes podas, ya que en poco tiempo volverá a crecer. Eso sí, ten cuidado de no podar tanto como para perjudicarle y que el daño sea irreversible.
  2. Para empezar a podar bambú debes cortar hasta el suelo las cañas exteriores que veas que están caídas.
  3. Si tienes un gran grupo de bambúes, elimina las cañas que desde el exterior se vean más viejas y deterioradas. Córtalas a ras del suelo para hacer que las nuevas puedan salir por completo y recibiendo toda la luz.
  4. Recorta los tallos a la altura deseada. Si tienes un grupo, lo más recomendable es hacerlo por la parte superior para nivelarlo, a una distancia que esté entre los 60-90 centímetros.
  5. Es muy importante que utilices unas tijeras de podar en buenas condiciones para realizar cada corte.
  6. Repite los trabajos de poda en el bambú cada vez que veas que hay partes deterioradas, o bien una vez al año si no es necesario hacerlo antes.

Cuidados importantes del bambú de la suerte

  • Si tienes un bambú pequeño en casa, de los que caben en un jarrón, debes saber cómo cuidarlo para sacarle el mayor partido posible.
  • Proporciónale agua limpia y fresca con frecuencia para prevenir que proliferen las bacterias. Cámbiala cada semana, o si lo crees necesario incluso dos veces a la semana.
  • Si el agua se pone turbia u oscura, con mal olor, sin duda es el momento de cambiarla.
  • Cada vez que cambies el agua es recomendable que compruebes el estado de las raíces para cortar las que se están cayendo o estropeando.
  • No solo cambies el agua, debes lavar también el jarrón y lo que sea que tengas en su interior para decorar, como por ejemplo piedras.
  • Un buen premio para el bambú de la suerte es rociarlo con agua destilada de vez en cuando. Hará que las hojas no se resequen y le proporcionarás un hábitat similar al natural.
  • Cada dos meses añade al agua un poco de fertilizante suave, le servirá como alimento para crecer mejor.

¿Conoces algún otro truco para podar bambú?

Temas

Últimas noticias