Cómo responder a las preguntas más frecuentes de las entrevistas de trabajo

Entrevistas de trabajo
Guía para saber cómo responder a las preguntas más frecuentes en las entrevistas de trabajo
Comentar

Buscar trabajo es una tarea que parece complicada, a la que además se le suma el hecho de saber cómo pasar con éxito la tan temida entrevista de trabajo. Si estás intentar saber cómo responder a las preguntas más frecuentes de las entrevistas de trabajo, no te pongas nervioso y sigue leyendo para descubrir las respuestas que quizás te permitan conseguir por fin un empleo.

Pasos para saber responder a las preguntas más frecuentes de las entrevistas de trabajo

Hablame de ti” o “¿Cómo te ves en cinco años?” son algunas de las preguntas frecuentes que suelen hacerse en las entrevistas de trabajo, a las que se suman otras como “¿Porqué quieres cambiar de trabajo?” cuando el entrevistador comprueba que ya tenemos un trabajo y queremos entrar a formar parte de su empresa.

¿Cómo se debe responder a este tipo de preguntas? No existen respuestas detalladas al respecto, pero lo cierto es que sí que podemos guiarnos por los pasos a continuación y de este modo sabrás cómo contestar a esas preguntas y salir victorioso en la entrevista de trabajo.

  1. Sé sincero: Lo primero de todo es que debes ser siempre sincero en cualquier pregunta que te hagan. Si no sabes donde te ves en cinco años, puedes decirlo sin problema pero no te limites a un “No sé” sino que debes ser listo y añadir algo como “pero espero encontrar el camino a través de este trabajo” por ejemplo.
  2. No te extiendas demasiado: Cuando haces una entrevista de trabajo estás nervioso y puede que por ello des respuesta con demasiada información. No lo hagas. No te limites a un “Sí” o “No”, argumenta pero sin contar toda tu vida desde que acabaste el instituto.
  3. No dejes mal a tu anterior empresa: Si entre las preguntas frecuentes tienes la de ¿porqué dejas tu trabajo anterior? No digas que es porque te caen mal o porque has tenido problemas con tu gerente. Nunca critiques a la empresa para la que has trabajado antes por mucho que todo acabara mal, simplemente explica que tienes una visión de futuro distinta a la de ellos y querías expandirte y desarrollarte en otro lugar de trabajo.
  4. Nunca hables de sueldo: Si te preguntan qué esperas cobrar nunca debes mencionar cifras o lo que has cobrado anteriormente. Deja que quien te hace la entrevista te tantee y da una respuesta educada, del tipo “Espero cobrar lo justo a mi trabajo y experiencia”.
  5. Resalta tus virtudes: Si te preguntan cuáles son tus virtudes en el trabajo, habla de lo bien que te organizas o cómo te gusta trabajar en equipo pero evita respuestas del tipo “soy puntual y ordenado”, porque eso ya se espera de ti.
  6. No tengas miedo a hablar de tus debilidades: Por otro lado puedes también añadir alguna debilidad, como por ejemplo que a veces eres demasiado perfeccionista y eso puede molestar a algunos compañeros, pero añade que estás trabajando en ello para poder mejorar.
  7. Convence al entrevistador de que eres el mejor candidato: Seguramente la última de las preguntas que te hagan en la entrevista de trabajo, la más frecuente de todas, sea: “¿Porqué debemos contratarte a ti y no a otros”? Debes dejar entonces claro que eres el mejor candidato, con experiencia probada y porque tienes ilusión por encauzar un nuevo proyecto con ellos. Que te vean ilusionado y optimista y no nervioso por conseguir el puesto de trabajo.

Últimas noticias