Cómo adiestrar a un perro

adiestrar a un perro
Cómo adiestrar a un perro para que tenga un buen comportamiento
Comentar

La educación es indispensable tanto en personas como en animales. En el caso de los perros, un buen adiestramiento hará que sepa cómo comportarse en cada situación y que sus rutinas sean las adecuadas. ¿Quieres saber cómo adiestrar a un perro? Sigue leyendo y descubre las claves para lograrlo.

Pasos para adiestrar a un perro

  1. La unidad familiar es muy importante al a hora de adiestrar a un perro, ya que todos deben participar en su adaptación y educación. La disciplina deben tenerla todos a la hora de seguir las normas, aunque de su adiestramiento se ocupe solo uno.
  2. Todos los cachorros son diferentes, y no todos actúan ni responden de la misma manera. Debes analizar bien su comportamiento para ver cómo reacciona a cada orden y a cada parte del adiestramiento.
  3. Algo muy importante a la hora de adiestrar a un perro es que las reglas deben ser básicas y claras, fáciles de entender y de seguir. El éxito está en captar rápido su atención para que las vayan cumpliendo poco a poco. Por ejemplo, debe tener claro que de la mesa no se come, así que nunca le ofrezcas comida directamente de tu plato.
  4. El tema de las recompensas y premios es clave, al igual que las reprimendas cuando se portan mal. La comida es lo que más les gusta tener como premio, por lo que es un buen estímulo para los momentos en los que no quieren cumplir alguna norma. El premio debe ser algo saludable en un tamaño adecuado, y por supuesto comida de perros.
  5. El juego interactivo también puede ser otro premio, por ejemplo pasar un rato lanzándole pelotas para que vaya a buscarlas. Puede parecer muy simple pero los perros se entusiasman muchísimo con este juego.
  6. También les motiva mucho recibir elogios verbales, de hecho, influyen muchísimo en su actitud y reaccionan muy positivamente a ellos. Refuérzale cuando aprenda y ejecute bien las órdenes, con voz amable para que tenga claro que está bien hecho.
  7. A la hora de adiestrar a un perro, el tono más severo debes dejarlo para cuando se le dan reprimendas. También cuando comete un error para que vea que no actuó bien. Que quede claro que se habla de un tono severo, serio, no se trata de hablarle mal ni reñirle. Las malas formas nunca pueden ser parte de la educación, ni de personas ni de animales.
  8. Organiza sesiones para adiestrarlo y que tengan siempre la misma duración, siempre con descansos, especialmente cuando hay ejercicios.
  9. Por mucha disciplina que se le quiera imponer, nunca se le puede castigar con cosas como “no te llevo a orinar hasta que aprendas esto”. Sus necesidades son sagradas.
  10. Los cachorros necesitan un lugar en el que poder disfrutar de su tiempo a su aire, una especie de “zona infantil” en la que tenga sus juguetes, su comida, su bebida… y ya es ideal si tiene ahí también espacio para jugar.
  11. Una parte fundamental del adiestramiento es que al perro hay que recriminarle una mala acción en el momento, que vea las consecuencias en el momento. No entienden eso de que hagan algo, no pase nada y una hora después le dices “ahora no te dejo subirte al sofá”. La reprimenda debe ser inmediata.
    ¿Has adiestrado ya algún perro? ¿Qué normas consideras más básicas?

Últimas noticias